be life

15 minutos para ver una obra
de microteatro y un boom de
entretenimiento en Quito

.

Desde hace un año, el microteatro encontró casa en Quito. Luego de su despegue
en algunas ciudades del mundo como Madrid o Buenos Aires, llegó para dar
alternativa a la idea de ver teatro y pasar las tardes en la ciudad.

.

Son las cinco de la tarde en La Mariscal y, con sus últimos rayos, el sol cubre de naranja intenso a una casa blanca de grandes ventanas y jardín. Están a punto de abrir las puertas del Microteatro Uio.

Ya se ha vuelto costumbre para mucha gente caer temprano a este espacio, para encontrarse con amigos, tomar un trago, comer algo rápido y entrar por alrededor de 15 a 20 minutos a alguna función. Plan.

Vivirlo para luego hacerlo

“Tuve la oportunidad de ver Microteatro en México, fuera del Ecuador, y en Guayaquil”, cuenta Alejandro Lalaleo, fundador y director del Microteatro Uio. “Cuando lo descubrí, me impresionó la interacción entre artistas y espectadores y la apertura que había para contar tantas historias, en tantos géneros, en tantas formas”.

El Microteatro Uio está ubicado en la Yánez Pinzón y Avenida Colón y en abril de 2018 abrió sus puertas con su propuesta todavía novedosa para la capital. Alejandro Lalaleo y Gabriela Giese lo crearon luego de ver que no había un lugar específico donde la gente pudiera ir solo a ver obras cortas en Quito.

“Era algo que no pasaba acá. Investigamos un poquito y vimos que era algo reciente que se había expandido para toda Latinoamérica”. A Alejo le pareció importante para una ciudad en la que hay una crisis de asistencia de espectadores a espacios de artes escénicas. “Fue eso: un formato que se adapte a esa realidad en la ciudad de Quito”.

El microteatro es un formato de teatro que se ha popularizado en ciudades como Buenos Aires y Bogotá en los últimos años. Su propuesta consiste en obras rápidas, en un espacio pequeño. Las primeras obras de microteatro fueron en casas abandonadas en plena crisis de Madrid a inicios de los 2000, cuando los actores desempleados querían activarse y que su público pudiera ir a algún lugar para ver sus obras.

En Guayaquil el Microteatro ha sido un verdadero fenómeno para la ciudad y por estos días hay siete escenarios donde la gente puede ir a degustar obras de géneros entre el drama y la comedia.


Ver – ¡Vamos todos al microteatro!


Ave Jaramillo ha sido uno de los actores y directores de obras para el Microteatro Uio desde sus inicios. Él ha visto su crecimiento y el flujo con el que el lugar ha ganado su identidad. “Es una propuesta teatral distinta, más relajada. Y por otro lado, el espacio se presta para otro público que el del teatro, uno que no está acostumbrado a ir a ver obras”.

El Ave, quien ha actuado en dos obras por tres temporadas y en una ocasión realizó un show de stand up, siente que, como actor, “te obliga a explorar los formatos”. “Al tener el formato pequeño, puedes jugar con varios géneros”.

Desde el inicio se enfocaron en la calidad de las obras que iban a ofrecer. Por eso, quienes forman parte de los elencos, los equipos de dirección y producción son gente que ama el teatro y dedica su vida a ello. “Aquí hemos tenido actores de trayectoria como el Mosquito Mosquera, Antonella Moreno, Sonia Valdez, Alex Altamirano y también actores nuevos con propuestas nuevas y les abrimos espacio a todos”, resalta Alejo.

Un centro de entretenimiento

El Microteatro Uio estrena cada mes entre tres y cuatro obras por lo que en su primer año, 51 obras se han realizado ya entre sus telones. Entre sus características está también que las obras se realizan en una sala pequeña, en la que cabrán no más de 30 personas.

Y cada persona vive su propia experiencia. Y suele ser intensa. La gente se mete de lleno. Como cuentan los chicos de ‘El Micro’, como le dicen afectuosamente, “Hay gente que dice “¿En serio duró 20 minutos, ¡Yo sentí que duró 1 hora y media!”.

Acá muchas personas se reúnen en el restaurante y, aunque parezca un lugar complementario, es esencial para que funcione el teatro, como explica el Alejo: “El primer boca a boca que hay -algo que es importantísimo en el teatro- se da en nuestro restaurante”.

Comparten su experiencia, comentan, se recomiendan obras, se animan a ver otras. Entonces tanta gente que llega para tomarse un trago, puede escaparse 20 minutos para ver una obra o al revés, van a ver una obra y terminan comiendo algo para cenar.


Ver – Dime de cuánta $$$ dispones y te daré un plan para San Valentín (El Plan 2)


En Quito los puntos calientes para el arte se diversifican y se adaptan a nuestras realidades. Si estamos con menos presupuesto tenemos funciones más accesibles (cada función cuesta $5). Nos gusta la inmediatez y estamos con ganas de una carcajada, pues bien, aquí tienes 15 minutos de una obra de comedia. Nunca hemos ido a un teatro, aquí tienes una opción más pop para probar si te gusta esta o si preferirías otros ambientes y versiones (porque ¡hay miles de formas!).

Si le echas una probada a este boom, puede que te enganche. El Microteatro está abierto desde las 6pm y a partir de las 8pm empiezan las obras. En este abril cumplen su primer año de lanzar por la borda las ideas sobre el teatro y mostrar estas nuevas que tendrá seguro, nuevos adeptos.  

.

Category:
  Arte
este post fue compartido 0 veces
 400

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada