A propósito de be Travel:
Armemos una playlist de viaje

.

¡Alerta! Tenemos ya todos los 8 capítulos de be Travel al aire. En el post de la semana anterior les puse algunas razones por las que deberían ver esta serie de docu-ficción-comedia y una de esas era por la playlist. Como buena fan de la música sobre todas las cosas, me gustó que la serie tuviera esa intención de contarte qué canción está sonando por ahí. En el caso de nuestra querida mini serie de viajes, las canciones de músicos locales fue una marca que esperamos con fuerza, la continúen en la siguiente temporada. 

A partir de ese post, y viendo el tras cámaras de be Travel, me quedé pensando en que es un plansísimo hacer un roadtrip con amigos, con familia, con tu pareja. Siempre es buen plan ¿soy yo o les pasa a ustedes también? En mis paseos, la música suele tener un protagonismo particular, desde que recuerdo. Para esta semana entonces quise imaginarme viajando tal cual por todas las playas esas hermosas por las que el Pancho, el Capi, el Kike y el Esteban anduvieron y ahí salió la idea de ¿y la playlist del viaje cuál sería? Entonces salió algo mejor: por qué no armar una lista de reproducción para que descarguen para sus viajes y salió esta: 


Una playlist no se arma así como así. Ni contiene solo los gustos de una nada más. Es inclusiva, refrescante, muy ‘hyper’ (jáiper), como diría Residente. Tiene canciones de altura, tanto como de bajón. Clásicas, de la nostalgia, bastantes, así como sus buenos hits del momento. Adaptada al tipo de viaje. La playlist que armé es un sample. Trata de mantener un hilo sin convertirse ni en un set de Dj, ni en una fiesta de reggaetón. Es bastante cantable, a ratos hasta ridícula (como las de la ducha, porque siempre he pensado que cantar en el carro se parece a cantar en la ducha, pero muchas veces acompañado). 

Por ahí tiene sus canciones picantes y no están todas mis canciones favoritas. La pensé como en algo que podría servir de base para algunas generaciones. Veamos qué pasa. Lo cool es que pueden bajarla tal cual. Pero también sirve para ‘robar ‘canciones; o sea, agarran lo que les guste de ahí y la colocan en la suya propia junto con sus infaltables y las de su propia tripulación. 

Disfrútenla, devórenla y si quieren armar una ustedes, les dejo algunas pistas. 

¿Spotify o dónde? Decidan en dónde van a guardar tu playlist. Empecé haciendo CDs en Windows Media Player, luego CDs con canciones en MP3 que armaba en Winamp, luego playlists que ponía en mi iPod y en mi celular, más tarde solo iTunes y ahora desde hace cinco años, todo Spotify. ¿Cuál es su opción? Los CDs que escogía para los viajes a la playa aún los conservo y los sets de canciones serán inolvidables. Realmente disfruté de tenerlos, así como de descargarme cada una, ¡así me hubiera tomado 10 horas en total armar ese disco! Hacer una lista de reproducción no es cosa fácil, así que asegúrate de seleccionar de acuerdo a la capacidad de almacenamiento de la plataforma o medio que elijas. 

Con los gustos de toda la tripulación. Considera los gustos de todos los que van a viajar. Si lo logras bien, no van a querer cambiarla quienes te acompañen en el viaje y eso será un gol para ti. Siempre es satisfactorio que quieran escuchar lo que has preparado para todas, todos y sobre todo, no cambiarán tu celular apenas agaches el ojo, por un shuffle entre las canciones recicladas de su celular. No gracias. Por eso, viajar bien preparada es asunto de calidad de vida. 

Que tenga de todo. Mientras se pueda. Hazla para que coincida con momentos, con ciclos. Para eso tendrás que prever los moods (estados emocionales del grupo), las tendencias de cada persona, lo que les junta. Si es una playlist para viaje, tiene que acompañar al clan, no a una sola persona. Punto. Eso significa que, si vas con un grupo con el que tienen gustos parecidos, te queda un poco fácil. Si vas con familia, más vale que pongas unas nuevas, pero no podrán faltar las viejitas, las clásicas con las que creciste escuchando desde chiqui en los viajes. Si vas con gente diferente a ti, asegúrate de viajar en la neutralidad de artistas, pero sin sacrificar el mood. Hay canciones que seguro no serán de tu completo agrado, pero siente su ritmo y atrévete a mezclarlas con lo que escuchas tú y a advenir lo que puede gustar a cada miembro de la tripulación. 

¡Infaltables, los himnos colectivos! Es taaaan hermoso cuando toda la tripulación se sabe una canción ¡y todos la entonan en conjunto! Tengo momentos épicos basados en ese coro denso que se arma dentro de un carro donde no importa afinación, ni si nos sabemos la letra. Una de esas fue con Bohemian Rapsodhy, de Queen. ¿Cuáles son sus himnos? No te olvides de ponerlos todos, pues te darán minutos memorables de por vida.  

.

.

.

Categories:
  Música, Viajes
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada