Alternativas para comprar

regalos con conciencia

.

Diciembre es un mes en el que todos salen a comprar. Es parte de la cultura de millones de personas celebrar la Navidad y una tradición parte de este evento es el intercambio de regalos entre las personas más cercanas. Con este post doy la bienvenida al último mes de 2019 y me emociono contándoles que todos podemos hacer -incluso a final del año- que nuestro mundo, nuestro entorno y nuestra comunidad sea un espacio más agradable para vivir. 

No eres tú, soy yo, somos todos. El compromiso de dar un regalo, de participar en un intercambio significa tantas veces tener que salir a último momento a hacer colas para llevar lo primero que encontremos, más preocupados de que no se pase de nuestro presupuesto, que de que le guste a la persona a obsequiar. Que eso no nos pase en este mes. Hay muchas oportunidades de hacer que regalar algo tenga sentido: beneficiar a quien hizo el producto/servicio que regalas

.

Regala objetos que duren

Si estás pensando en regalar ropa, objetos, accesorios, ten presente buscar algo que le sirva a esa persona en el largo plazo. En el caso de las prendas de vestir, conversaba con Estefanía Cardona, de Lifestyle Kiki y coincidíamos en que muchas veces sientes la prisa de usar un color que en tres meses ya no va a estar de moda. Como sugiere Estefanía, experta en comunicación de moda, “empieza a invertir en prendas que van a durar más ya sea por calidad o por estilo”. 

No es lo mismo comprar un esfero bonito de plástico, que un estilógrafo de acero, recargable, al que le tienes que comprar solo las tintas cuando se te acaben. Piensa también en esas camisetas con estampado de bigote que aparecieron de pronto en todas las tiendas de ropa, que en dos años no tendrá sentido usar vs. una chaqueta de jean o unas botas chelsea, clásicos que nunca pasarán de moda. Obvio, hay cosas que no aplican: alimentos, servicios o experiencias que tienen un mensaje y un significado distinto, ya les hablo de esas opciones más adelante. 

Aprovecha la larga vida de los clásicos, como estas chelsea boots.

.

Consume local

Este es otro de los pilares para lograr un consumo consciente, por muchas razones. Cuando compras objetos que fueron hechos en tu espacio circundante -dígase ciudad, provincia, país-, conoces parte de su origen y por ende, te es más fácil conocer la historia de ese objeto. En Ecuador, muchas marcas te muestran sus procesos de producción puedes enterarte con qué telas hicieron esos trajes de baño que tanto te gustaron, con cuero de dónde confeccionaron las sandalias de taco que pensabas regalar. Hay también historias detrás. En el mundo del diseño, tantas veces los propios diseñadores venden su producto y te cuentan cómo salieron las ideas para armar lo que tienes frente a tus ojos. 

También cuando consumes local mueves la economía de tu entorno y estimulas las propuestas creativas de tu alrededor. No creo que debamos tener patriotismos así de la nada, asumiendo que lo de Ecuador es lo mejor, porque eso tampoco es cierto todas las veces, pero sí dejarte sorprender por las propuestas que están haciendo creadores locales en todas las áreas.  “Consumir local te ayuda a tener conciencia de dónde vienen las cosas”, menciona Estefanía Cardona. 

En los últimos años he encontrado cosas increíbles diseñadas por gente local y si no tienes una tienda en mente, puedes cazarlos en ferias de diseño, que abundan en estas fechas. Un buen ejemplo en diseño, lo puedes encontrar en este post de be Life sobre diseñadoras de moda o incluso en este otro sobre productos de cuidado personal masculino, muchos de ellos elaborados en Ecuador. Por último, al rato de pensar en el ambiente, cuando hablas de productos locales, hablas también de menos gastos en transporte para que esos objetos estén a tu alcance.

En este post pasado, les conté sobre nuevas propuestas locales de diseño de modas.

.

Los servicios y las experiencias también pueden ser regalos

A veces uno piensa en regalos y piensa de una en objetos. Pero recordemos que hay también cosas no materiales que podemos dar y que de hecho, pueden ser obsequios memorables. Aquí podemos quedarnos y empezar por ideas tan simples como una entrada a un concierto próximo, un curso online de algo que le guste hacer o le interese aprender a esa persona especial (en Doméstika hay clases de todo tipo desde los $15) o una clase para aprender a hacer postres. También podemos irnos más lejos y si tu presupuesto es más amplio, piensa en regalar algo más especial como un día en un club, un fin de semana en un Lodge en una playa increíble, un ticket de avión ¡o membresías! a un gimnasio, a una plataforma de streaming por un año, a Amazon Prime. Si realmente le gusta a esa persona, te lo agradecerá mucho más que si le compras un peluche gigante (todo bien para los que adorarían recibir un peluche gigante de regalo ✌️)

.

Pierde el recelo a darle nueva vida a objetos usados

Reusar y revivir los objetos es completamente coherente con estos tiempos. Ya se produjo mucho desperdicio en décadas anteriores, en las que inclusive era mal visto compartir algo ya utilizado. Preferían botarlo así aún sirviera. Únete a una actitud consciente y anímate a regalar objetos o prendas usadas, ya sean tuyas o compradas en sitios de segunda mano. Ropa, joyas, objetos, cámaras, audífonos, vinilos, cassettes, zapatos, accesorios de belleza, accesorios tecnológicos, en fin, todo un mundo por descubrir en aquello que está en nuestro armario o en el de otros sin recibir el uso que merece y que podría ser un regalazo para otra persona. 

Además, el mercado de ropa vintage está prendidísimo y hay tiendas y ferias donde encuentras selecciones increíbles de ropa o artículos usados con un valor por su actitud, su presencia en la moda y la curaduría de las personas que seleccionan estas prendas para tener solo descubrimientos exclusivos en sus locales. “Recomiendo que la gente se incline por un consumo consciente. Si cambiamos al menos un área y vemos formas más sustentables de vivir, ya estamos haciendo algo” dice Daniella Muñoz, la cuencana que dirige su emprendimiento Anaquel (@anaquelcue en IG). Daniella con su negocio de ropa usada, brinda una alternativa a la moda rápida. Échale un ojo a sus selecciones y ponte pilas para que visites alguna de las ferias vintage que próximamente estarán en Ecuador.

Vista de algunas prendas a la venta de Anaquel en su perfil de Instagram.

.

Objetos que aporten al cuidado del planeta

En estos tiempos de tendencias conscientes la moda a ratos se va hacia lo superfluo. Y todo bien con las camisetas de “Save the planet” o “Resist” o “We can do it”, pero aprovecha y compra ropa que acolite al ambiente o que sus productores realmente sean personas que piensan en las mujeres con las que trabajan. En esto, hay un montón para escoger. Hay una tendencia mundial de diseño de objetos alineados a la idea de no desechar, que sean durables, multifuncionales, fabricados con materias primas sostenibles, orgánicos, que no tengan químicos nocivos para tu cuerpo, que no sean probados en animales. La lista es mucho más grande. 

Artículos de uso diario o servicios como un masaje: te hacen bien y son amigables con el ambiente.

Harás la diferencia si regalas un termo de acero inoxidable para que la persona que lo recibe no necesite comprar botellas de agua de una sola vida. O qué tal si das un pack de sorbetes de bambú con el bolsito y el cepillito de limpieza incluido. O una taza de cerámica con tapa de silicona para que cada vez que vaya a comprar su café pida que le envasen en su propia tacita. Otra idea que se me ocurre es un kit de cuidado personal con productos con ingredientes naturales para evitar riesgos de salud. ¡Por qué no un set de cajitas de acero para guardar el almuerzo y no usar más plástico! En el artículo 10 emprendimientos que buscan cuidar el planeta, que escribí a inicios de este año, pueden encontrar otras ideas más, tanto de objetos, como de lugares donde pueden ir a comprar. 

.

Algunas otras ideas de regalos que pueden ser útiles:

  • Dulces hechos por alguna persona que necesite el ingreso
  • Dulces o pan hechos por ti. 
  • Una entrada a un concierto/ programa / exposición
  • Plantas
  • Una sesión de masaje, de manicure, de corte de pelo
  • Especias ricas para cocinar
  • Suscripción para un curso online
  • Foto impresa y enmarcada
  • Audiolibro
  • Libro usado
  • Vinilo o cassette
  • Una ilustración de algún artista local
  • Ropa selecta de segunda mano
  • Joyas lindas que nunca ocupes
  • Un curso de algo que le guste a esa persona

Ideas para empaques:

  • Papel periódico
  • Papel de revistas
  • Bolsas de papel de otros productos, intervenidas por ti con pinturas, crayones, escarcha, lo que tengas en casa. 
  • Bolsas de tela que puedan servir para que utilicen en su día a día
  • Forros de cojines que luego puedan usar
  • Sobras de papeles de navidad de años pasados
  • Pañuelos antiguos que ya no utiilicen
  • Telas amarradas al estilo japonés: googlea empaque furoshiki 😉

.

.

.

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada