África Mía: identidad y comunidad

Mira la nota completa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ib1cRkRJlXc&t=1s

Sonnia lleva un turbante café moteado de negro. Su vestido largo, sin mangas y satinado, tiene un estampado similar. Ella se sienta con los brazos sobre la mesa y cuenta, con su voz grave y mirada color miel, la historia de la Agrupación Afroecuatoriana Mujeres Progresistas, madre de África Mía.

 

Mujeres Progresistas tiene más de 20 años gestionando proyectos sociales y colaborativos enfocados en garantizar los derechos de las mujeres afrodescendientes. Se trata de una organización social sin fines de lucro con base en el barrio Nigeria, dentro de la Isla Trinitaria, un sector vulnerable de Guayaquil. 

 

Uno de sus proyectos es una caja de ahorro y crédito que les permite apoyarse unas con otras en sus emprendimientos y necesidades. Manejar esta iniciativa les mostró la necesidad de trabajar como grupo y un día se lanzaron a emprender como colectivo. Es así que en 2015 nace África Mía, un espacio de encuentro que celebra la cultura afroecuatoriana. 

 

El principal atractivo de África Mía es el restaurante de gastronomía afroecuatoriana que, por la pandemia de Covid-19, reinventó sus fogones. Ante la necesidad del barrio, abrieron una cocina comunitaria que lleva desayuno y almuerzo a decenas de niños. “Lo comercial paró, pero la actividad social sigue”, afirma Sonnia. No obstante, las hornillas también se encienden para preparar los sabrosos tapaos, ensumacaos, encocados, cocadas y otros bocadillos típicos, bajo el servicio de catering. Tuvieron que adaptarse a las nuevas necesidades. 

 

Antes de la pandemia África Mía ofrecía diferentes actividades para el barrio y sus visitantes, enfocadas en reforzar la identidad y cultura afro. Su salón de belleza promovía peinados, vestimenta y accesorios. También tenían un espacio para eventos e intercambios culturales y  un programa de turismo comunitario de paseos en canoa por el estero, bailes tradicionales y cantos como los arrullos y alabaos. 

 

Aunque estos proyectos están en pausa, Sonnia considera que la fortaleza de África Mía es mostrar la identidad afro y hacerlo estratégicamente desde el barrio Nigeria, una de las poblaciones afroecuatorianas más grandes en el país. Quieren “convertirse en una isla bonita, que eduque y enseñe a la comunidad que la Isla Trinitaria puede proveer un servicio de categoría”, y así desmitificar a los sectores vulnerables. 

 

Uno de sus mayores objetivos ahora es reabrir las puertas de África Mía, cuando los estragos de la pandemia se hayan aminorado. Para ello, están conscientes, como Mujeres Progresistas, que deben gestionar proyectos para reactivar la economía de las mujeres y familias del sector, generando un beneficio directo a la comunidad. 

 

Sonnia hace énfasis en el daño que genera la “cultura del gasto” y promueve la del ahorro. Para ello hay que desmitificar que tener un plan de ahorros es adquirir una deuda y empezar a verlo como una herramienta para cambiar nuestra calidad de vida, para prevenir momentos difíciles y para invertir en sueños futuros. 

 

Con la meta de reavivar todo el esplendor de África Mía, Sonnia confía en los actuales proyectos comunitarios. Considera que la autogestión y autodesarrollo son la clave para que los sectores vulnerados recuperen la dignidad. Con una comunidad fortalecida y orgullosa de sí, esperan extender sus brazos para envolvernos y maravillarnos con su cultura e identidad. 

Categories:
  Emprendimiento, Tecnología, Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada