Nativus: El poder de las plantas autóctonas florece en Nativus

Techos verdes, plantas nativas, flora y fauna que coexisten en un ecosistema urbano, Nativus es un emprendimiento que busca investigar y educar sobre la importancia de lo que crece en nuestro suelo.

 

Mira la nota completa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ib1cRkRJlXc&t=1s

A Liliana Jaramillo, bióloga quiteña de 33 años, le brillan los ojos cuando habla de sus plantas, de cómo cada una es un mundo pequeñito que crece en su vivero en Puembo. Ella conoce de tiempos, procesos, a qué plantas les gusta el sol, la sombra, cuánta agua deben recibir, con qué otras se complementan, conoce a qué tipo de insectos atraen, qué aves llegan a alimentarse de ellas. 

A esta emprendedora, que ha recibido reconocimientos de ONU Medio Ambiente y Woman4Climate, le enamoró este mundo desde pequeña. Su madre es amante de las plantas, sabe trucos y las investiga empíricamente para conocerlas y cuidarlas. Su padre es un amante de la naturaleza, ella recuerda que la llevaba por senderos y bosques donde se maravillaba con la vida en toda su majestuosidad. Por eso no es extraño que su materia favorita en el colegio era biología. “Me encantaba entender temas como la fotosíntesis. Amaba ver las formas, los colores”. 

Este evidente amor por la flora se convirtió en su profesión cuando decidió estudiar Biología en Quito, para después especializarse en Melbourne, Australia. Allí hizo una maestría y para su tesis investigó mucho sobre las ciudades sostenibles, en especial sobre los techos verdes. Al regresar a Quito, quiso ver materializada esa investigación y fue la base sobre la que armó su emprendimiento: Nativus.


*Los techos verdes son una opción que se ha visto en ciudades alrededor de todo el mundo, pero en Quito no se ha sabido muy bien cómo encaminarlos. Ahí entra Lili, apasionada por investigar, educar, dar charlas, capacitaciones y asesorías. “Muchas veces se quiere sembrar jardines, techos verdes, paredes con plantas, pero no siempre se conoce qué tipo de plantas son las más idóneas para Quito y terminan muriendo o colocando alternativas de plástico” dice ella. Uno de los pilares más grandes de Nativus es la investigación. Ella está en constante búsqueda de capacitar o asesorar tanto a empresas constructoras, municipios o personas naturales que quieran sembrar un jardín que se adapte mejor a nuestro clima y traiga más beneficios a la fauna y flora urbana. 

 

Nativus ofrece servicios de investigación y educación biológica, selección y asesoría de plantas nativas para proyectos inmobiliarios y venta de plantas nativas para personas interesadas, vivan en casas o departamentos.

¿Por qué elegir plantas nativas?

El Heliotropo, la Moradilla y  la Flor de Papel son algunas de las plantas coloridas y nativas del catálogo de este emprendimiento. La investigación que ha hecho Liliana alrededor de flora local es importante porque ha logrado evidenciar que son las que mejor se adaptan al ecosistema, al clima característico de cada región: como los soles intensos y lluvias torrenciales de Quito, por ejemplo. 

Otro plus según Liliana es que, al sembrar jardines o armar techos verdes con plantas nativas, en pocas semanas los visitarán más mariposas, insectos polinizadores, aves, etcétera. Esto es importante porque, conforme crecen las ciudades, se reducen los espacios naturales en donde la fauna urbana se alimenta, descansa, vive. “No necesitas tener tanto espacio. Con una maceta en tu ventana, o algunas plantas ya empiezas el cambio”.

 

La pandemia como oportunidad 

Si bien la pandemia ha traído varios retos a emprendimientos alrededor del mundo, también sembró en las personas el interés por conectarse más con la naturaleza: una oportunidad para Nativus. “En la pandemia cerramos unos días. Pero volvimos a abrir y una vez que las personas dejaron de tener tanto miedo de salir, empezaron a visitarnos en el vivero. Fue lindo porque era una oportunidad para salir un rato de la ciudad, ir al campo como en plan familiar, ver plantas, insectos, aves, y de paso, llevar consigo una planta nativa”. 

Para Lili, ir al campo, a su vivero, es como su terapia, su meditación. “Una de las partes más lindas de todo el trabajo es cuando veo a las plantulitas salir. Es emocionante”. Ahora trabaja junto a su madre y comparten horas de horas hablando sobre tips y técnicas de cuidado para plantas. Las une ese amor, esa pasión. 

En cuanto al futuro, Liliana busca que Nativus sea el lugar donde puedas encontrar plantas nativas, talleres, información. “Buscamos ser el proveedor principal de plantas nativas para la ciudad. A futuro espero poder tener servicio completo para diseño de interiores, exteriores y jardinería”.

 

*Uno de los aprendizajes de la pandemia para los negocios en todo el mundo fue cómo sostenerse económicamente en los momentos difíciles. Un par de tips que hemos aprendido de nuestros emprendedores entrevistadxs es que la constante inversión, el ahorro y la creatividad siempre van de la mano. Como consumidores podemos apoyar a los negocios consumiendo local: beneficias a la economía local y es más sostenible para el planeta. ¿Qué ideas se te ocurren a ti para apoyar a tus emprendimientos favoritos?

Categories:
  Emprendimiento, Tecnología, Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada