Qué bonito el carnaval,
en estos bosques y cascadas

.

Situación ficticia, pero probable: Se vienen las vacaciones de carnaval pero empezaste el año diciendo que quieres conocer lugares nuevos, sentir más la aventura, salir de casa, salir de la ciudad. En Ecuador decir eso es facilísimo. Tres buenas razones: 1. A tu alrededor hay demasiada naturaleza para visitar y en general, ir de una región a otra no es tan lejano como en otros países. Este país es biodiverso con todas las letras. 2. Se puede decir que el transporte público y colectivo es barato. 3. Tenemos buenas vías. Entonces, válete de un poquito de internet, aprovecha para trazar tu ruta, decidir en qué medio te vas a transportar para llegar al punto de partida, juntar un grupo y partir. 

Esto es pura decisión. Hay miles de opciones. ¿Te acuerdas que este post sobre apps para cumplir propósitos recomendaba bajarte Wikiloc? Pues esa aplicación te va a servir un montón para guiarte con estas u otras opciones de paseo por los bosques del Ecuador. 

.

Ruta Quilotoa – Chugchilán: bosque nublado

Es una ruta de trekking de nivel de dificultad medio. Si quieres aventurarte y apuntar a algo que desafíe tus límites de forma moderada y que acompañes tu camino con unos paisajes espectaculares, apúntale a esta opción. El Quilotoa está ubicado a 3.900m y partes desde Quilotoa, bordeas el cráter y luego empieza el camino hacia Chugchilán, que está ubicado un poco más abajo del Quilotoa, a 3.200m. Puedes hacer entre 4 y 6 horas de caminata, según tu preparación física. Había un camino antiguo, pero es recomendable tomar el nuevo, que pasa por la Cascada Golondrina y La Moya, en lugar de pasar por San Pedro. Por ahí vas a ver ecosistemas de páramo y bosque nublado nativo y si está despejado, podrás divisar la Costa desde esas montañas. El plan es llegar y que vayas preparado para hospedarte una noche en el pueblito de Chugchilán. Es muy muy frío por las noches, así que te recomiendo vayas preparado. 

Hay algunos lugares para quedarse no muy costosos, entre ecolodges y hostales. Los buses de Chugchilán rumbo a Saquisilí salen entre las 3am y las 4am. Pilas si quieres tomar uno para regresarte. 

Foto: Manish Sharma. Tomada de su blog Arranged Travelers.

.

Pacoche: bosque de garúa

Es cerquísima de la playa de San Lorenzo, de Santa Marianita y San José, aquellos balnearios ubicados en Manabí, bajando de Manta por la Ruta Spondylus. Eso quiere decir que, si tienes ganas de playa y de bosque, no tienes que escoger en tus vacaciones, puedes ir a ambos en el mismo viaje. Tiene rutas agradables que con un guía son perfectas, porque vas a poder aprender sobre lo que observas y escuchas: los pájaros, la vegetación, el microclima. Puedes ver aves, muchas aves, y, si tienes algo de suerte, monos aulladores. A pesar de que está ubicado en una zona que es técnicamente poco lluviosa, de trazas áridas. 

Un sendero lindo para recorrer es el Pasaje del Mono. En 1.5 kilómetros recorres la zona del bosque húmedo, hay lugares medio resbalosos por ahí. Y, si ya sales, anímate y visita el acantilado en San Lorenzo y descansa en sus playas. Vale muchísimo la pena. 

.

Podocarpus: bosque nublado y zonas de matorral

Si vas por Loja o Cuenca, hay un bosque donde abunda la biodiversidad, donde se junta la vegetación seca de la Costa y la húmeda de la región Amazónica. Tiene una flora y fauna en abundancia y un relieve bastante irregular, con muchos ríos y vertientes. Por eso, puedes encontrarte con las Lagunas del Compadre al noroccidente del parque. Y si entras por el lado oriental, te encuentras con Bombuscaro, donde existen senderos autoguiados ¡y donde puedes encontrar cascadas!

.

Las orillas del Río Muisne: bosque de manglar

Capaz y tienes la idea de que un bosque es solo una aglomeración de árboles tipo montañosos, pero cómo te queda saber que los manglares en conjunto también forman un ecosistema de bosque, muy importante para el planeta, por cierto. En Ecuador están ubicados a lo largo de la Costa, en la Amazonía y en Galápagos. Yo, les recomiendo visiten la isla de Muisne. Sus playas te dan la posibilidad de descubrir un mundo entre el mar y el continente, lleno de criaturas. En la playa hay muchísimos cangrejos y vas a ver muchas aves también y pecesitos en sus aguas poco profundas. 

Una característica es que se forman como piscinitas cuando baja la marea y ahí puedes bañarte. Para observar los manglares con mayor detenimiento, puedes tomar una lancha de las que hay por ahí o incluso cogerla desde Mompiche y dejar que la naturaleza te sorprenda. Eso sí, lleva repelente y protector solar, porque así como hay agua y vegetación, también hay mosquitos y mucho sol. 

.

Cascadas que también te
recomendamos visitar

.

El Chorro de Girón

Cerca de Cuenca

Está a 45km de Cuenca y su caída de agua genera fascinación entre los visitantes. Son 60 metros de altura y se puede escalar hacia los diferentes saltos. Subir hacia ellos puede tomar entre tres y cuatro horas, pero vale la pena, aunque no es muy fácil. Si no tienes buen físico, te vendrá mucho mejor admirar su belleza desde en frente. El camino es una combinación bella de bromelias con otra vegetación abundante. Si solo quieres ver las cascadas, en una camioneta de las que están ahí para hacer servicio de transporte, te dejan en 20 minutos.

.

Cóndor-Machay

Cerca de Quito

Queda a 17km de Sangolquí, lo que quiere decir, que en menos de una hora ya llegas si sales de Quito. O sea, llegas al inicio del sendero. Machay significa nido, en quichua y si tienes suerte, puedes encontrar cóndores volando tranquilos por el sector. Desde el inicio del camino hasta la cascada son más o menos 2 horas y de regreso o tras dos. Es un gran chorro que nace del río Pita, en el camino que ha trazado desde su nacimiento en los deshielos del Cotopaxi. 

.

7 Cascadas 

Cerca de Guayaquil

Espectáculo visual, sonoro para la mente y el cuerpo. Está ubicada en Cerro de Hayas, en el cantón Naranjal. Exactamente a una hora y media de Guayaquil. A este complejo de siete cascadas juntas se llega caminando desde el sector Cerro de Hayas. En el trayecto hay mucha naturaleza, mariposas, cangrejitos. Se las puede apreciar de lejos, pero si se quiere, se puede hacer el ascenso por cada una de las cascadas. Hay tours que ofrecen cuerdas y todo el equipo para convertirlo en una experiencia más allá de la mera apreciación del paisaje. 

.

Salto del Armadillo

Cerca de Santo Domingo

Su nombre es magistral y la visita no decepciona. Esta cascada está ubicada en el sector conocido como La Manga del Cura. En El Carmen, ahora provincia de Manabí. Con un clima privilegiado, templado, ofrece un excelente lugar para disfrutar de su frescura y si las condiciones lo permiten, tomar un rico baño en las aguas calmas que se forman tras su caída. A veces hay hasta boyas. En sus alrededores, hay plantas y árboles grandes, caña y helechos. Un paraíso. 

Foto: Daniel Scacco

.

.

.

Category:
  Viajes
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada