Clics modernos, luz y moda: Cómo se vive la fotografía de moda en Ecuador

Escrito por Be Life 6 años agoSin comentarios

¿Qué hubiera pasado si Richard Avedon, Helmut Newton o Mario Testino no hubieran fotografiado la moda de sus épocas? Seguro no se hubiera acabado el mundo, pero con certeza, la moda tampoco hubiera trascendido las fronteras como lo ha hecho hasta ahora. La fotografía de moda no sólo nos muestra las tendencias, nos habla de la cultura de las ciudades y de la imagen y el color del mundo.

En Ecuador, en medio de una pequeña pero creciente industria de la moda e indumentaria, algunos fotógrafos y fotógrafas se han asegurado de documentar aquellas fascinantes manifestaciones donde la creatividad aflora con la luz y el color.

Lo hacen jugando con su imaginación. Plantean escenarios y exponen al mundo las propuestas locales de diseño textil y de accesorios, así como su propia propuesta visual, esa que solo el fotógrafo puede maquinar en su mente para volverla realidad a través del lente.

Dayana Valdivieso, más conocida en el mundo artístico como Dayoco, descubrió en la fotografía de moda un espacio para llevar sus ideas a otro nivel. Es diseñadora de carrera pero viajó a Buenos Aires para seguir fotografía de moda.

“Para mí es como hacer una pieza de arte. Siento que con la foto puedo crear mundos paralelos. No hay reglas, cada fotógrafo busca la forma de lograr lo que busca con herramientas como la luz, la composición, las modelos”.

Foto: Dayoco Estudio

Dayo se la pasa mirando referencias en revistas y redes sociales para aprender e inspirarse con otros fotógrafos de todo el mundo y así ha ido creando su estilo propio. En su trabajo puedes ver imágenes limpias pero llenas de muchos colores vibrantes y reconocer las poses sencillas en sus modelos.

Por otro lado, la fotografía de Diego Cadavid tiene más imágenes en blanco y negro y le apasiona, sobre todo, hacer retratos. Este fotógrafo de origen colombiano vive en Guayaquil y trabaja en foto publicitaria y de moda junto a su socia Miriam Rabascall.

Foto: Diego Cadavid

Diego llegó a la foto de moda por coincidencia porque empezó a hacer prácticas en un estudio en Colombia y luego se dio cuenta que le gustaba muchísimo explorar la moda con su cámara.

En Ecuador la fotografía de moda no es un negocio todavía, entonces muchos artistas como él se baten en el mundo de la publicidad. Casi todos tienen sus cuentas y aparte tienen los proyectos donde trabajan con indumentaria, con joyas, con accesorios de diseñadores.

En esos trabajos “extras” es cuando tienen la mayor libertad creativa. Por eso lo disfrutan tanto. Cuando Jenny tiene una idea, en seguida la comparte con su team. Hace unos meses compré unas telas y me pareció hermoso hacer un editorial que hable de etnias. Entonces empezamos a trabajarlos y en dos semanas ya hicimos las fotos”. Así nació  “Rasgos”, su último editorial.

“Lo hago por puro gusto y en el estudio apoyamos a los diseñadores, porque no cobramos lo mismo que a una campaña publicitaria”

Foto: Jenny Ruiz

Jenny también trabaja en el mundo de la publicidad. Parecería que son mundos unidos en Ecuador y de hecho, en los últimos años, cuenta Dayoco que hay más interés en hacer campañas comerciales donde a los fotógrafos tienen más libertad para proponer ideas que incluyan sus vuelos y estéticas.

“Amo la fotografía de moda y me encanta estar pendiente de las tendencias de la moda en el mundo y de las ideas de otros fotógrafos grandes”, dice Dayoco. Cada vez hay más diseñadores ecuatorianos, más gente interesada en vestir esos diseños y más fotógrafos haciendo de la moda un arte. Salud por eso y lo que se viene.

Un editorial de moda es una historia contada con imágenes en la que hay un concepto por detrás. Ahí es cuando el fotógrafo aprovecha para crear, propone una estética y tiene chance de jugar con el espacio y con los personajes o modelos.

Categories:
  Arte, Moda
este post fue compartido 0 veces
 1900

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada