¿Cómo reducir gastos
para pagar deudas?

 

El sueño de todas y todos es empezar el año bien, con garra. No hagan caso a la gente pesimista que he escuchado ya decir por ahí que el 2021 es solo una extensión laxa del 2020. Si para algo nos sirve el calendario gregoriano es para marcar finales y comienzos y eso significa darnos el chance de que en ese nuevo inicio, podamos hacerlo bien. 

Las deudas nacen ya sea por necesidad extrema o porque no sabemos cómo administrar nuestro dinero. El 80% es por la segunda razón. Pero para ese borrón cuenta nueva, partimos de la idea de que sí es posible reducir gastos aunque digamos que gastamos “solo lo suficiente” o nos quejemos de que “ganamos con las justas”. 

 

Empecemos por revisar los gastos

En un sitio de la Universidad de Wisconsin para finanzas personales, plantean tres preguntas con el que cada uno puede analizar sus gastos uno a uno: 

  1. ¿Puedo hacerlo con menos frecuencia? 
  2. ¿Puedo comprarlo a menor precio?
  3. ¿Puedo eliminarlo totalmente?

Y pueden aplicarlas a algunos gastos que muchos compartimos: 

  • Comidas fuera de casa

¿Han calculado cuánto gastan por comer fuera de casa en lugar de prepararla? Pues les cuento que se va un montón de dinero que podrían ahorrárselo invirtiendo un poco de tiempo en la preparación de su propia comida. En parte, se debe a que ustedes pueden decidir lo que compran. Y si escogen los productos con buenos precios, aprovechan las ofertas y se plantean un presupuesto límite, verán que podrían ahorrar ¡¡entre $100 y $300!!

  • Todas las suscripciones de streaming

Empezaron por suscribirse para la temporada de Game of Thrones, pero luego se quedaron ahí, luego escogieron otra plataforma por la siguiente serie de moda, se quedaron con ella también. Aunque las suscripciones de servicios digitales son bastante asequibles, van sumando. Y así, con tres: la de música, la de pelis y la otra que tiene esa serie del juego, suman $25. ¿Pueden vivir sin al menos una de ellas?

  • El cafecito de la esquina

Paran el trabajo, o incluso antes de entrar, pasan por un café en un lugar donde ya conocen hasta cómo les gusta. Son hábitos que nos permiten relajarnos, encontrar un momento para pausar el trabajo, pero cuando se trata de ahorrar, ¿podemos dejar ese café? Sí, claro que podemos, y ahorramos hasta $50 mensuales, que no le quedan mal a nadie. 

  • Televisión por cable

Muchos ya ni contratan, pero esta, versus la de streaming es bastante más alta y teniendo la opción de salirnos de ella, y de suscribirnos tal vez a uno o dos canales que realmente vemos, puede hacer la diferencia en su presupuesto mensual. Aquí pueden ahorrar hasta unos $40 facilito.

  • El plan de su celular

No sé si se han dado cuenta ya, pero si se quedan con el plan que tenían en 2015, probablemente tienen menos megas de internet, más minutos que no utilizan y están pagando el doble de lo que cuesta ahora. Para cambiarlo, solo necesitan llamar a su operadora o responder una de esas llamadas que les hacen todo el tiempo para ver una opción más actualizada y más barata. Yo estaba pagando $30 mensuales y ahora pago $22 y tengo el triple de megas.

*

Sigamos con el pago de las deudas

Una deuda no es mala. Pero para que tenga sentido, debe: 

– Ser planificada, 

– Ser coherente con su posibilidad de pagarla 

– Su pago, estar dentro del presupuesto mensual de quien se endeuda.

Entre los errores comunes que se cometen es el pagar una deuda con otra deuda. Si están tentados a hacerlo, ¡alerta! Díganle no a los préstamos para pagar otros. ¿Por qué? Pues porque posiblemente tendrán intereses altos y no resuelven el problema que está en zafar de las deudas. 

Para hacerlo, deben tomárselo en serio. Si no lo han hecho previamente, planteen cuanto antes una estrategia para pagarla. 

  1. Empiecen por hacer un presupuesto de sus ingresos y egresos, donde puedan encontrar los gastos prescindibles como los que les planteo arriba.
  2. Si los ingresos siguen siendo menores a los egresos, busquen otra fuente de ingreso. Si eso significa trabajar un poco más, hacer horas extras, trabajar por las tardes, tal vez tengan que hacerlo. 
  3. Para pagar sus deudas, planteen prioridades: empiecen por eliminar las más pequeñas y las más urgentes. Vayan paso a paso y evítense el agobio. ¡Sí lo logran! 
  4. No se endeuden más. Si ya saben que tienden a gastar, hagan un plan de gastos, escríbanlos todos en un cuaderno (en serio, ayuda más que en el celular), así estarán conscientes de cómo están gastando su dinero. 

*

Y si todavía no se endeudan, les recomiendo este artículo que escribí en 2020, que sigue más que vigente, con algunos tips para manejar las finanzas.

.

.

.

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada