Diccionario Ecuatoriano: un viaje por nuestro colorido vocabulario

 

Imagínate ser de otro país, llegar a Ecuador y que te digan “me voy aquisito no más” o “no estoy en caleta, estoy en el camello”. Todos sabemos que Ecuador es un país mega colorido, no solo por su gastronomía espectacular, cultura abundante y paisajes alucinantes y  también por las palabras que solo un ecuatoriano puede “cachar”. 

Cada ciudad y cada región tienen su propia forma de hablar, que adornada con un característico acento, hace que viajar por el país sea una experiencia única en todos los sentidos. Aquí te traemos unas cuantas palabras del coloquio ecuatoriano y sus significados para que no te quedes como Bill Murray y Scarlet Johanson en Lost in Translation

Cacho, paro, chendo:

 

<

via GIPHY

Si has escuchado a un quiteño hablar, de seguro habrás escuchado que se le sale un “es cacho” cada tanto. Esta palabra ha sido difícil de comprender por personas no ecuatorianas, porque puede significar muchas cosas, pero en esta ocasión se refiere a un “es broma”. Acá un ejemplo: “Me gustaría invitarte a salir, si no quieres es cacho, pero si quieres, no es cacho”.

El mismo significado aplica para la palabra “chendo” que dicen los cuencanos, o el “paro”, característica de los millennials y gen z del manso Guayas. Pero aquí ampliaremos un poco. Si vas o eres de Guayaquil SABES que su forma de hablar es picante, extrovertida y muy ingeniosa. Si un guayaco dice cualquier frase seguida por un “paro”, esto es una broma. 

Lo mejor de las palabras propias de cada región es que experimentan cambios también. No te sorprendas si escuchas a la gente de La Perla decir “paron’t” , una ingeniosa fusión del “paro” aquí explicado  y el “don’t” en inglés: paron’t.

“Mi yave, ponte once, vamos a tripear”:

 

via GIPHY

Si alguien de la costa te dice “mi llave” o “mi yave”, esto significa que eres su amigo. Posibles variaciones: “mi body”, “mi broer”. Si te piden que te “pongas 11” significa que te pongas las pilas, que le metas candela a lo que estás haciendo, que despiertes, que estés alerta o atento. 

Si te invitan a “tripear” es a pasar un momento relajado. Por ejemplo: “hay un concierto a las ocho. ¿Tripeamos?”. Cuando te dicen que algo es “lámpara” es porque algo llama la atención. Por ejemplo: “Mi yave, qué lámpara lo que me acaba de pasar en la calle”. 

Pro tip ecuatoriano: siempre presta atención al tono de voz en el que una palabra es dicha para entender mejor su significado. 

Camello, cameyo, camellar:

 

via GIPHY

Esta tiene que ser una de las palabras más icónicas del diccionario urbano ecuatoriano. Si buscas el hashtag #sihaycamello en redes sociales, te encontrarás con algunas ofertas laborales en diferentes sectores. Camello es eso: trabajo. Camellar es una palabra usada para el verbo trabajar. Si eres ecuatoriano lo sabes, esta aclaración y definición es más para que personas que nos visitan de otros países. Por si les quedó una duda, no, no es que se ofrecen camellos (animales) en redes, o que la gente sale de sus casas para buscarlos o montarlos. Aunque es una imagen demasiado graciosa y una palabra del coloquio ecuatoriano que es muy divertida de explicar a nuestros amigos extranjeros. 

Chuchaqui:

 

via GIPHY

El chuchaqui es el equivalente al guayabo colombiano, o a la cruda mexicana. Es esa sensación de malestar que queda después de una noche de fiesta en la que te tomaste un par de traguitos o “bielas” de más. El chuchaqui seco es sentir ese malestar general pero sin haber tomado nada. ¿Qué lo causa? Aún nadie lo ha podido explicar con certeza. 

Aquisito nomás:

via GIPHY

El aquisito nomás es una joya de la hermosa sierra ecuatoriana y se usa para describir la distancia que existe entre el punto en el que estás hasta tu destino. No sabemos con seguridad si el aquisito no más está a un kilómetro, 10 o a una hora de distancia. Y esa es la gracia, tratar de descifrarlo conforme vas rumbo a él. 

El ito e ita:

En la Sierra se acostumbra a describir muchas cosas seguidas por un ito o ita. “Mijita, páseme ese platito que dejé en la cocina”. Y es algo tan lindo porque tiene un significado afectuoso. Aunque es un diminutivo, no es para hacerte de menos, es para -en la mayoría de casos- expresarte cariño. Y esto es influenciado por el diminutivo “cha” del quichua, muy presente en la sierra de nuestro país. En esta lengua, por ejemplo, “wasi” significa “casa”, y “wasicha” es “casita”. Ese cha es usado para demostrar cariño, ternura, afecto. Y se cree que eso inspiró el uso del ito e ita que muchas personas usan en la Sierra.


*

Pero bueno, este es el fin de este breve viaje por el país y sus palabras, ¿cuáles añadirías tú? ¿Cuál es tu palabra coloquial ecuatoriana favorita?

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 600

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada