Ellas dirigen proyectos y generan ideas y
conocimiento. ¿Qué las convierte en líderes? 

.

Hay algo que no me concordó nunca: en mi carrera de Periodismo, el 80% éramos mujeres, pero cuando entré a una redacción, me encontré con un patrón de lo que verás en casi todos los demás medios del mundo: hombres dueños del medio, hombres editores, hombres redactores, hombres fotógrafos. Hombres marcando la agenda de la comunicación. Antes era más radical la cosa. Hoy vemos que ese camino hacia la equidad existe; hay una conversación, al menos. Ojo que la cosa no es tan simple como “trabaja y solita verás los frutos”. Porque las diferencias vienen de raíz. No en el periodismo, en todas las profesiones. 

En 2020 podemos ver que, sobre todas las cosas, las mujeres desde su categórico rol de minoría, brillan. Porque pueden y porque la han peleado de alguna manera para que su mirada, sus ideas sean visibles para el resto. En el campo laboral, falta bastante. Imagínense que apenas el 10% de gerencias generales en Ecuador son ocupados por mujeres. Y que en ciencia, solo el 39% de personas que hacen investigación científica son mujeres. Y que en nuestro país, una mujer aún gana el 22% menos que un hombre por hacer ese mismo trabajo. Y así. Pero las que estamos en el juego, seguimos tratando de hacer las cosas bien y generar un cambio. 

Empiezo marzo con esta nota en donde quiero mostrar las diferentes formas de ser una líder mujer en un mundo donde ser hombre es mucho más sencillo y muchísimo menos riesgoso. Donde estamos haciéndole muecas al sistema y haciendo un uso estratégico de nuestras aptitudes. Porque a ver, somos únicas, pero sí que podemos aprender unas de otras para seguir dándole la contra a las estadísticas.  

Para Andrea Serrano, una líder puede ser innata y también puede desarrollarse. Andrea se convirtió en una líder aprendiendo. Su área de especialización académica fue el business, pero empezó a hacer carrera en las industrias creativas, en las áreas de innovación y marketing, donde descubrió el poder de probar y experimentar. Y fue ahí donde encontró una pasión. “Amo la palabra experimentar. Ha sido parte de mi vida y creo que es algo que las grandes empresas no se permiten. Por eso ahora están surgiendo tantos emprendimientos que sí lo hacen”. Hoy es Editora Ejecutiva de Insights, plataforma web de contenidos en marketing y publicidad, Directora de Reinvention y Directora en Lux Awards, Festival que premia la excelencia en esas ramas, todos, parte de una red en la que el trabajo le ha dado todo lo que necesita para seguir trazando el camino. 

Andrea Serrano | Foto: Cortesía de Andrea

“He tenido muchos aprendizajes en el liderazgo de las Industrias Creativas. Por ejemplo, ahora tengo la habilidad de cazar contenidos, de Identificar los temas de tendencia global, lo que me ha permitido traer un poco de eso acá”. A través de Reinvention ha traído a muchos conferencistas de todo el mundo para hablar sobre sus propios aprendizajes y experiencia, una apuesta que ha hecho que Andrea y su empresa ganen un lugar en la industria de la publicidad y el marketing. Pero todo ha sido un tema de riesgo. “No significa hacerlo a lo loco, sino de valorar las ideas disruptivas”. Los Lux Awards empezaron así, como “un acto de fe” como lo llama Andrea. Pese a que los consejos iban más por que no se atreva, por pensar en los posibles detractores, ella persistió. “Hacer los Lux es una de las decisiones más arriesgadas que he tomado en mi carrera”.  Y también fue lo que le hizo empezar a ganar más confianza en el área. No siempre salen bien las cosas, pero hacerlas te enseña cómo mejorar. 

De su experiencia, puede entender que lo que necesitamos muchas mujeres es persistir. Sus eventos se caracterizan por perdurar en el tiempo y por la constancia. “Hoy por hoy el mundo es tan acelerado, tan rápido que inconscientemente queremos todo para ayer, asimismo queremos nuestro crecimiento. Hay que construir las cosas, tener paciencia”.

ooo

La innovación no es solo tener buenas ideas. Para innovar se requiere que se implementen, ya sea en forma de nuevos productos o procesos y que en ese ejercicio, busquen mejorar su ecosistema de trabajo. A través de su designación, Belén Von Buchwald, Líder de Innovación en Produbanco Promerica, tiene un reto que no cualquiera puede ponerlo en marcha con éxito: encargarse de que uno de los bancos más importantes del país mejore sus procesos y que eso se refleje en la transformación de la forma de pensar y accionar de todos los integrantes del banco. 

Belén Von Buchwald | Foto: Daniel Scacco

El mundo de la banca tiene a muchos más hombres que mujeres tomando las decisiones más importantes. Pero ese vertiginoso panorama va cambiando poco a poco. Para Belén, ha sido clave ejercer el liderazgo en esta área demostrando curiosidad por lo que los otros necesitan y por lo que tienen que decir. “Soy el tipo de líder a la que le gusta conocer qué quiere un cliente, que se cuestiona. Me caracterizo por tener más preguntas que respuestas”

Trabaja ahora en el sector bancario, pero sus estudios los hizo en Ciencias Políticas. Su carrera profesional muestra la tendencia de nuestros tiempos cambiantes en la que no es una obligación ni una realidad trabajar exactamente en lo que te graduaste. “Cuando estás dentro de un área, te das cuenta de que todo lo aprendido se relaciona más de lo que imaginas. Innovar es esa capacidad de inspirar. A veces es un proceso más político que de venta. De conocer quiénes son tus aliados, cómo manejar las diferentes posturas”.

Belén ha sabido aprovechar sus fortalezas como mujer: y sus habilidades como líder: La empatía y la decisión de no llegar con una actitud de dar órdenes. “Creo que hay que conciliar, aspirar, convencer, en eso somos buenísimas, en apelar a la emoción. Y es muy importante en la toma de decisiones”. 

El momento es hoy. Las oportunidades siguen estrechas, de eso no hay duda, pero las mujeres seguimos siendo ese ejemplo de resiliencia y gestión de unidad en nuestras comunidades. Las empresas tienen mucho que ganar con nosotras a cargo de responsabilidades más grandes. Según un estudio del Harvard Business Review, luego de revisar el desempeño de 215 empresas de la lista Fortune 500 durante 28 años, las organizaciones que cuentan más mujeres en puestos directivos, tienen mejor rendimiento. En el estudio, algunas incluso mejoraron hasta un 69% con respecto a los beneficios por ingresos, activos y recursos propios. Así que aparte de que sea una buena práctica, es también un tema de optimizar los negocios. La equidad de género beneficia a todas y también a todos. 

.

.

.

Category:
  Emprendimiento
este post fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada