El café se hace en familia en Bourbon

Escrito por Be Life 1 año agoSin comentarios

Hace poco, estuvimos por Loja. Nuestra visita a esa ciudad estaba por terminar, pero necesitábamos un buen café para recargarnos antes de emprender nuestro viaje de regreso. Por esas cosas de la vida llegamos a Café Bourbon, una de las primeras cafeterías de especialidad en Loja, y nos atrajo su concepto y -claro- el sabor de su café.

 

Hubert Ontaneda es el barista y dueño de Café Bourbon. Foto: Be Life.

Era día de tueste y el aroma a café se sentía desde lejos. Seducidos por ese olor potente, dulzón y a la vez amargo, llegamos a la cafetería Bourbon, ubicada en la Avenida Río Zamora y Virgilio Abarca, en uno de los barrios que más se mueven y que más negocios tienen en Loja. Allí nos recibió Hubert Ontaneda, un barista de 25 años a quien le apasiona el mundo cafetero.

“Todo empezó porque mi familia ha sembrado café hace 3 generaciones. Yo me he inspirado fuertemente en el legado de mi abuelo, él me ha enseñado muchas cosas que ahora practico” nos cuenta mientras prepara un arte latte.

Café, café, café. Foto: Facebook Bourbon.

Hubert corre de un lado al otro porque acaba de abrir su negocio y sus clientes empiezan a llegar. En la cafetería, decorada con objetos vintage, tacitas de café floreadas y teteras que cuelgan del techo, también hay una escuela de barismo, un laboratorio y una inmensa tostadora que es el orgullo de este joven emprendedor. “La tostadora lleva el nombre de mi abuelo: Edilberto León”. El abuelo de Hubert es el creador de Leon’s Coffee, una empresa familiar que lleva 60 años en el mercado.

El objetivo de Leon’s Coffee ha sido contribuir al desarrollo de Loja y Zamora Chinchipe. Ellos se dedican a la producción y comercialización de café. “Este negocio se ha convertido en una fuente de ingreso y reactivación de la economía de las familias productoras locales” comenta Hubert mientras prepara, ahora, un expreso. Él también trabaja con su hermano David, que es el manager de Bourbon, y su madre, a la que vimos en el laboratorio, pesando y chequeando que el café que estaban empacado cumpla con todas sus normas de calidad.

 

La cafetería minutos antes de abrir sus puertas. Foto: Be Life.

“Loja siempre ha sido una provincia productora de café. En la ciudad hay alrededor de 400 cafeterías, pero la nuestra es una de las primeras de especialidad”. Con una clientela sobre todo joven, Hubert quiso darle a su ciudad un espacio diferente, inspirado en las cafeterías que ha conocido en sus viajes por el mundo. Él estudió en el extranjero pero quiso volver a su ciudad para compartir su pasión por el arte cafetalero y expandir el conocimiento que ha adquirido en congresos de café. “Hemos crecido un montón -comenta orgulloso-, ahora tenemos una escuela de barismo en el local. Yo creo mucho en eso de compartir el conocimiento. ¿Para qué guardármelo? Cuando mis colegas me preguntan algo yo les enseño lo que sé. Creo que si crecemos como cafetería todos crecemos también como ciudad”.

Mientras conversamos llega una familia que solicita algo especial: una latte con un arte de flores. Es el cumpleaños de una pequeña niña en el grupo y Hubert se apresura para cumplir sus requisitos. “Acá viene gente sola, a leer, o en grupo. Me gusta que este lugar se llene de vida, de gente, de movimiento. Además, siempre complacemos y tratamos de dibujar en su café lo que nos pidan”.

 

La acogedora cafetería Bourbon, en Loja. Foto: Be Life.

Otra de las cosas que la empresa familiar Leon’s Coffee realiza y busca exponenciar son los tours cafeteros. “Es una visita a una finca agroturística. La gente mira de dónde nace y cómo se hace el café que están a punto de tomar. Nosotros creemos que nuestra cafetería ha tenido acogida porque el café va más allá de una taza y se convierte en una experiencia sensorial”.

Loja se ha movido, comenta Hubert, porque muchos jóvenes que han salido a estudiar están regresando y construyendo una nueva ciudad con nuevos espacios y nuevas pasiones. “Mi ciudad es hermosa y siempre ha tenido un sabor a café. Eso está bien pero nosotros queremos que pruebe nuevos sabores, nuevas especialidades, que sepan disfrutar la experiencia, darle a Loja algo diferente”.

 

Hubert junto a la tostadora de café que lleva el nombre de su abuelo. Foto: Be Life.

Nuestra conversación culmina con mucha cafeína encima y contagiados de su alegría al hablar. Él tiene que entregar a sus clientes todos los paquetes de café que tostó y recibir con un apretón de manos a todos quienes ingresan a su local.

Category:
  Viajes
este post fue compartido 0 veces
 100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada