Que el mundo diga lo que quiera, igual te van a criticar por todo. Por eso, tú emprende no más a los 20, 23, 25 o cuando tú quieras. A veces, pensamos que emprender o formar un pequeño negocio es algo solo para los adultos, pero, ¿guess what? Ya eres uno, joven, pero adulto. Por eso, hoy te traemos la historia de dos emprendimientos fundados por jóvenes que no le tuvieron miedo al qué dirán, pero sí muchas ganas de comerse el mundo con sus ideas.

Mot Mot clothing

Mot Mot es un emprendimiento de moda sostenible que se formó durante el 2020, ¡En plena pandemia! Sus fundadores son: Sofía Proaño, José Jiménez, Nicole Santamaría y Nicolás Gavilánez, cuatro jóvenes recién graduados de la Universidad. Ellos estudiaron carreras como: administración de empresas, diseño y marketing, lo cual, les ha ayudado a formar un gran equipo de trabajo para dar vida a Mot Mot. 

Pero ¿Qué es MotMot? 

El nombre de Mot Mot nace de la idea de crear una marca de ropa con un fin social y responsable. Es así que su compromiso se basa en lograr una conciencia ecológica hacia las especies nativas del Ecuador a través de sus prendas. Por eso, la inspiración para cada una de sus prendas se da en base a los colores de la flora y fauna del país. Actualmente, la marca de moda ha lanzado 2 colecciones (Peach and Teal y Sunset), la primera es una colección de hoodies y la segunda de joggers. Adicionalmente, cada stock de prendas es limitado y con cada compra se destina un 10% de las ganancias a la fundación de Conservación Jocotoco.

Finalmente, el consejo más importante que nos deja estos 4 jóvenes, es no rendirse ante la primera caída; muchas veces necesitas darte contra el mundo para aprender y tomar mejores decisiones. Sofía Proaño, fundadora y vocera de la marca, nos mencionó que la organización es la base para que todo fluya y así evitar la pérdida de dinero, tiempo y recursos. De igual manera, distribuir el tiempo es muy importante ya que actualmente, cada uno de ellos, cuentan con trabajo formal, pero maximizan su tiempo para dedicarse a su emprendimiento ya sea en las noches o los fines de semana. Adicionalmente, al ser un emprendimiento con varios fundadores, la diversidad de opiniones es pan de cada día, es por eso que las habilidades de negociación y una escucha activa son importantes al momento de exponer y recibir ideas en un emprendimiento, nos comenta Sofía. 

 Si deseas conocer más sobre este emprendimiento tan cool puedes encontrarlos en Instagram como: motmot_clothing

Clorofila Ec

¿Has escuchado sobre la sangre de las plantas? El pigmento verde dentro de las plantas es la famosa clorofila, un compuesto que las ayuda a realizar la fotosíntesis y posee varios beneficios como ser: antioxidante, antiinflamatorio, desintoxicante y desodorizante. Actualmente, la puedes encontrar gracias al emprendimiento ¨Clorofila Ec¨,  fundado por Mikaela Amador, una joven ambateña de 23 años graduada en Ingeniería de alimentos. 

La idea de este emprendimiento surge como un chispazo, según Mikaela, ya que ella desarrolla su propia fórmula de clorofila en casa. El camino para desenvolver su producto se da debido a la necesidad de encontrar un producto que elimine el acné y minimice la rosácea del rostro. Primero, empezó como un artículo de uso propio y poco a poco empezó a volverse popular entre el círculo cercano de Mikaela, es así que toma la decisión de lanzar este producto al público. 

De igual manera, Mika nos cuenta que para ella es muy importante el propósito de su marca, ya que ésta se guía bajo el concepto de amor propio ¨Love yourself¨ y salud. Finalmente, entre las recomendaciones que nos da esta joven emprendedora, es ser muy cuidadosos con los números. Ella aconseja que todo valor que ingresa o sale debe ser anotado inmediatamente y recalca mucho el ser organizado. Así, Mika manda muchas vibras positivas para aquellos jóvenes que desean emprender y aún no se animan. Deben echarle mucho ñeque y no dejarse llenar la cabeza de que por el hecho de ser muchachos no pueden lanzarse al mundo de los negocios. Sigan a Clorofila.ec en Instagram y comprueben sus beneficios por ustedes mismos. 

Como podemos ver, emprender no es fácil, sobre todo cuando eres joven. Pero en estas dos historias podemos entender  que la edad no es un impedimento para fundar tu negocio soñado. El camino va a ser difícil por muchos procesos técnicos que usualmente nadie te enseña, pero  aprenderás a superar cada uno de ellos. El futuro es brillante para aquellos que son perseverantes y aprenden de cada caída, anímate y empieza tu camino hacia ese emprendimiento que tanto deseabas comenzar.

Categories:
  Emprendimiento, Moda, Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada