Entre Playas y Salinas:
define tu plan con estas ideas

.

La temporada aún no termina. Estamos aún en momentos de disfrutar el sol y la arena a nuestro gusto. En Ecuador tenemos playas increíbles y si quieres conocer Salinas o General Villamil Playas el momento es ahora. 

Entre diciembre y abril, el clima es el mejor para ir a estas playas y disfrutar de sus aguas, de su arena caliente y el sol a toda, sin muchas nubes que lo separen de nosotros. En este post les traemos unas sugerencias para quienes son primerizos en estas playas cercanas a Guayaquil. Son reconocidos balnearios repletos de lugares para visitar, para que, además de tomar el sol pasees y disfrutes del paisaje mientras la brisa te acaricia la cara.  

Opción Salinas y sus alrededores

Salinas es de esos lugares súper conocidos de oído, a los que todo el mundo fijo ha ido si vive en Guayaquil o en sus alrededores, incluso en Loja o Cuenca. Pero conozco mucha mucha gente que vive en Quito o en la Sierra norte y que tiene esta idea de que Salinas-es-frío. Sí, tiene su vientecito veraniego entre junio y septiembre, justo en las vacaciones de los serranos, pero eso no significa que sea así todo el tiempo, muchachxs. 

Se caracteriza porque es una ciudad con mar. Su línea de horizonte muestra una cantidad de edificios y casitas costeras. Tiene un malecón y playas anchas con olas tranquis, en las que pueden bañarse sin problema. 

San Lorenzo es una de esas playas frente a la ciudad, en las que encuentras gente, barcos en su costa, olas suaves y todas las maravillas para las vacaciones: la banana, la bestia, motos acuáticas en el mar, los helados, los granizados, las carpas, las trenzas, los masajes en la costa. Está ubicada al inicio de Salinas. Un spot pepa para instalarte es justo frente al edificio El Exclusivo, donde al bañarte no encontrarás ni una roca.

Playa de San Lorenzo, Salinas

Lo bacán de Salinas es que es un buen punto de partida para saltar a otras playas cerca que te ofrecen cada una un ambiente diferente. Punta Blanca, Punta Barandúa, Punta Carnero y más allá, San Pablo, Ballenita, Manglaralto y máaas allá Montañita y Olón. 

Punta Carnero es conocida por tener onda, pero más paz y viento para refrescarte. Es un clásico para ir con amigos o familia y donde puedes caminar de largo, jugar pelota, descansar sin mucha gente a tu alrededor, aunque cuidado con el mar, porque aquí sí es un poco más picante. Con Marcelo, el que tomó las fotos de este post, fuimos para el cerrito que está a un lado, desde donde tomamos esta foto para mostrarles un poco de Carnero. 

Ahora, no todo es tomar el sol. Con el buen clima, los pies nos pican para ir a pasear también por otros lados y en la Península de Santa Elena hay algunos puntos para conocer. No puedes perderte de dar una vuelta por La Chocolatera, nada menos que la punta más saliente del Ecuador hacia el Pacífico. 

Ahora es de acceso público y tiene un mirador desde el que puedes divisar la bravura del mar chocando contra las olas generando esta impresión de ver chocolate (la razón por la que le llaman chocolatera). 

Las olas desde La Chocolatera

Puedes darte una vuelta por ahí. Llegas en auto y también hay unos buses turísticos tipo chiva que suelen dar vueltas por el malecón para llevarte hacia allá. Además de apreciar las olas, puedes ver el faro y también disfrutar de los smoothies y jugos frescos que venden en la cafetería. 

.

Opción Playas y sus alrededores

Playas queda mucho más cerca de Guayaquil y resulta una maravilla pensar que luego del trabajo de la semana, puedes escaparte para allá, aún si no planeas quedarte a dormir. Vas temprano, 40 minutos de viaje y ya está: playa, sol, mar y comida a precios cómodos para ti y tu clan. 

General Villamil Playas se caracteriza por tener playas copadas de gente, pero si tu plan es abrirte del mundanal ruido extremo y pasar más chill, sin tanta barulla, hay opciones también. 

General Villamil Playas

Chabela es un punto al que caen los pelados cuando quieren aprender a surfear con ola suave. Acá no hay las gigantes de Montañita, sino unas pequeñas perfectas para encontrarlas con tu tabla o tu body board. 

Se llama así porque queda justo frente a una gran casa, cuya propietaria fue Isabel Estrada, una habitante de esa zona, cuando todo era más inhóspito. 

Pero bueno, supongamos que vas a Playa Chabela, se meten al mar, y salen ya tipo medio día que no pueden más del hambre. Playas es el lugar indicado para hacerle a la jama. Hay muchos lugares donde pueden parar por buena comida. Si quieren algo así como comida italiana fusionada con frutos del mar, caigan a Las Delicias de Fortunato, lo van a agradecer. 

Pero si quieren probar algo más exótico, típico de este balneario, vayan a probar las ostras. Hay dos lugares clásicos: La Ostra que Fuma y Juan Ostras. Este último fue el que escogimos nosotros por toda la onda mística y legendaria que gira a su alrededor. Los murales del lugar nos advierten una verdadera aventura gastronómica. Y lo es. 

Juan Ostras es un célebre pescador de ostras de este cantón que ha dedicado su vida a llevarnos estos moluscos a la mesa. Hoy, encontramos en este galpón todo un museo de recuerdos y una variedad de platos hechos con ostras, como para chuparse los dedos. Empiecen la partida con un shot tipo Bloody Mary de ostras, se los recomiendo. 

juan ostras
Shot de ostras al limón

Ahora, sigamos hablando de lugares donde nuestros pies se puedan encontrar con el mar. Vía Data es uno de mis espacios preferidos cuando voy a la playa desde Guayaquil. Es, como lo indica, la vía que conduce de General Villamil Playas hacia Data. No necesitas irte muy lejos para encontrar entradas a la playa, tienes donde dejar el auto si vas en uno; tiene playa ancha, vasta, bohíos de caña guadúa para alquilar por ahí. 

Además hay espacios donde no hay mucha gente y nada, tienes ahí más cerca a la carretera un montón de comedores baratos, igual de bambú, en los que prácticamente puedes comer con los pies en la arena, mirando el océano. Deli. 

Via Data

El plan lo haces tú, aquí te soltamos algunas ideas. Ahora, hay más lugares alrededor, ya todo depende del tiempo y de tu presupuesto, pero aquí te ponemos ideas económicas y chéveres para disfrutar de La Península y de Playas sin complicarte la vida. Porque así, en el mar, la vida es más sabrosa. 

.

Category:
  Viajes
este post fue compartido 0 veces
 300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada