¿Estamos en esa edad en qué decimos Yolo, yolocausto, carpe diem, why not? Antes de hacer cualquier tontería, está bien despreocuparse un poco y solo disfrutar, el problema es cuando tomamos decisiones inconscientes, especialmente al momento de hablar en nuestras finanzas personales. Un estudio hecho por PriceWaterhouseCoopers (PwC) nos dice que la generación de los millennials, al ser un grupo muy consumista, pueden tener un panorama financiero muy devastador. Pero… ¿Qué está pasando? ¿En qué estamos fallando?

El problema principal es no tener una educación financiera saludable que nos permita analizar cómo manejamos nuestro dinero. No se trata solo de pagar los gastos del mes y evitar quedarnos en números rojos. Una buena educación financiera va mucho más allá como por ejemplo: construir múltiples fuentes de ingresos diversificados, aprender a manejar una deuda, crear un fondo de colchón, invertir en el futuro y buscar ayuda de expertos en dinero y finanzas.

Si eres de los que te conformas solamente con el sueldo de tu trabajo, ahí tienes un red flag. Tu sueldo es un ingreso y está perfecto, pero imagínate si pierdes tu empleo. ¿Crees que puedas sobrevivir con tus gastos? Por eso es importante que no pongas tus huevos en una sola canasta, si tienes la oportunidad de empezar un nuevo emprendimiento o invertir en acciones o bonos, hazlo, tu yo del futuro te lo agradecerá. En nuestro anterior blog, tenemos las historias de 3 emprendimientos construidos por millennials que te pueden inspirar. 

 

Eres de los que les encanta hacer planes a futuro, pero para ello necesitas endeudarte, red flag número dos. Una deuda nunca es buena, a menos que con el dinero prestado, puedas tener una ganancia mayor a lo que perdiste en el futuro. Por otro lado, si ya caíste en la tentación de un préstamo, procura pagarlo lo más pronto posible para que no sufras el efecto bola de nieve en donde se te acumulan las deudas con los intereses. Además, en caso de ya adquiriste una doble o varias deudas, es mejor que pagues primero las deudas pequeñas para que al final tengas espacio de pagar una sola deuda grande y no pierdas la tranquilidad. 

Si eres de los que saltan directo al riesgo sin casco, asegúrate de tener un colchón financiero que te respalde, porque los amigos de tu barrio, probablemente no te respalden en este sentido. Uno nunca sabe cuando los planetas se van a estrellar, y por eso no podemos tener un gasto imprevisto. Para que este pequeño desliz no te afecte de manera significativa, siempre es bueno crear un fondo económico que te saque de apuros para evitar endeudarte. Recuerda que el colchón de emergencia no es lo mismo que tus ahorros. Tus ahorros tienen un objetivo principal a alcanzar para luego ser gastados. En cambio, el colchón de emergencia es un aporte constante de tus ganancias para utilizarlos en momentos críticos. 

Invierte y conviértete en un lobo de Wall Street, bueno no tanto, pero siempre ten la palabra ¨inversión¨ en tu mente, porque todos soñamos con ese futuro en donde no tengamos que preocuparnos por el dinero. Para llegar a conseguirlo es importante que destines una parte de tu dinero, ya sea en acciones, inversiones a plazo fijo, fondos de retiro o bonos, para que te den una ganancia a futuro. 

Los expertos recomiendan invertir un 15% de tu sueldo de ser posible, pero, entre crear un colchón de emergencia o invertir, es mejor la primera opción. ¿Por qué? Cuando inviertes las ganancias son a futuro y, dependiendo del lugar en que coloques tu dinero, vas a poder hacer uso del mismo. En cambio, tu colchón de emergencia es un dinero que vas a poder usar en cualquier momento. 

Para terminar, te recomendamos hablar con expertos sobre estos temas. Sí, puede ser muy cansón y tal vez no entendamos demasiado al principio; y sí, puede ser que no seas bueno en matemáticas y por eso prefieres huir del tema, pero afrontarlo para tomar las riendas de tus finanzas, te va a evitar muchos dolores de cabeza en el futuro. 

 

Categories:
  Emprendimiento, Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada