En esta vida no hay cosa más deliciosa que comer. Si nos imaginamos cuáles son nuestros platillos favoritos no acabaríamos de contar, es más, si nos imaginamos cuántas creaciones gastronómicas deliciosas existen alrededor del mundo no terminaríamos nunca. Sí, comer es delicioso porque es una acción natural de nuestro cuerpo. Pero, ¿qué pasa últimamente alrededor del tema de la comida? Bueno, para muchas personas, escuchar solo la palabra ¨comida¨ ya es sinónimo de dolor de cabeza y malestar, porque literalmente están ¨pelead@s ¨ con la misma. Por eso, hoy te contaremos cómo parar esta guerra con la comida.

Primero, no hay que tenerle miedo a la palabra dieta. Aunque para muchos estar a dieta significa dejar de comer lo que te gusta, someterse a un estricto plan alimenticio o básicamente comer muy poquito, no es así. La palabra dieta significa tu forma de comer  o tu relación con la misma. Para algunos, su relación con la comida puede ser: estable, equilibrada, problemática, poco saludable, entre otros. Lo que te recomendamos es que tengas una dieta balanceada, sugerida por un nutricionista.

Segundo, todo cuerpo es diferente. Lo que te funcione a ti, tal vez no le funcione a tu amigo. Entonces no te compares, tú eres un ser único. Muchas veces la mejor forma de desintoxicar nuestro cuerpo, es primero limpiando nuestra mente, sentimientos y sensaciones. Así que puedes ver que la comida solo está cumpliendo una función básica, alimentarte.

Tercero, come lo que te gusta pero aprende a medir sus porciones. Privarle a tu cuerpo de lo que más le gusta simplemente no es bueno, porque seamos sinceros, en algún momento vamos a caer en la tentación de probar esos gustitos que tanto queremos.

Finalmente, disfruta de la comida. Si no fuera por su existencia, no hubiera vida. Come sanamente, trabaja en tu mente, haz ejercicio y verás cómo poco a poco la comida se convertirá en tu mejor amiga. 

 

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada