¿Estás a punto de salir a vivir sol@?

 

¡Primero fíjate en cada detalle antes de arrendar tu nuevo hogar 🏡!

 

Independizarte es el primer gran paso de nuevas responsabilidades. Esta acción tiene muchas cosas buenas, ya que te define como persona y te ayuda a descubrir de qué estás hech@ realmente. Pero elegir el lugar perfecto para hacerlo, es muy, muy importante para que empieces con pie derecho y te evites dolores de cabeza en el futuro. Te dejamos algunos consejos que serán de ayuda cuando tomes esta decisión.

 

  • ¿Cuál es tu presupuesto?

Abre tu computador o escribe en tu libreta de apuntes secretos todos los gastos que vas a tener. De esta manera, nada te tomará por sorpresa y lograrás cumplir con el dinero mensual para tu arriendo y servicios básicos.

 

  • Si vas a llevar tus muebles, ¡mídelos primero!

No queremos que te lleves la sorpresa desagradable de que tu cama de la niñez no entra por la puerta principal del edificio, no cabe por pasillo de las gradas o simplemente no encaja en el espacio de tu futuro nuevo cuarto. Claro que si no tienes muebles, será tu oportunidad para empezar a adquirirlos acorde al espacio. Pero espera, evita emocionarte con este tipo de ¨shopping¨, ya que mientras no sea tu propiedad, posiblemente busques mudarte a otro sitio en el que tus muebles te seguirán.

 

 

  • ¿Dónde buscar los artículos para tu hogar?

En la actualidad, las mejores oportunidades para comprar cosas y encontrar lugares increíbles, están en las páginas web o Apps de inmobiliarias. Así te será mucho más fácil dar con algo de tu presupuesto y las cualidades de tu depar ideal.

 

  • ¡La primera impresión, aquí también importa!

Pacta una cita y asiste puntualmente para dejar una buena impresión. De este modo transmitirás confianza a tu futuro arrendatario.

 

  • ¡Sé un Sherlock Holmes de la inspección para tu futuro hogar!

Durante la visita, ¡mira todo! Mueve cada chapa para comprobar su funcionamiento, abre las ventanas, gira las llaves de agua, prueba las conexiones de gas y electricidad; mira las paredes en búsqueda de humedad, constata el estado del piso, el nivel de seguridad para evitar posibles robos, áreas comunales, bodega, posición del parqueadero… en fin, ¡pregunta todo! No queremos que te lleves la sorpresa de que no existe área de lavado en tu nueva casa.

 

  • ¡Conviértete en un negociante de Wall Street!

Por más que te emocione la idea de vivir en ese sitio que tanto te gustó, no lo demuestres. Con tranquilidad, di que finalmente llegaste a una decisión y te gustaría firmar el contrato; ese es el momento ideal para acordar un mejor precio.

  • ¡Ser responsable, implica leer las letras pequeñas!

Fíjate bien en el contrato de arrendamiento. Lee detenidamente temas de garantía, penalidades en caso de que algo no puedas cumplir y que quede por escrito todo como anexo. Si es posible, toma fotos que evidencien el estado del lugar al momento de la entrega del departamento, así evitarás que te hagan responsable por posibles fallas o daños que no dependen de ti.

Con estos consejos, estamos seguros de que la experiencia de vivir solo, traerá muchos beneficios a tu vida y a tu estado emocional.

¡Adelante!

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada