Sonó el celular, tu jefe te llamó, te dan ganas de comer, decides darte un break, salió una urgencia en el proyecto que estás haciendo… Así se te pasa el día, y cuando te das cuenta, ya son las 7 de la noche y aún no has acabado de trabajar y sientes que debes quedarte horas extras porque sino te atrasas en tus deadlines. 

Suena abrumador, ¿verdad? Pero hay una solución, la técnica Pomodoro desarrollada por Francesco Cirillo. Este joven inventó este método en su primer año de universidad, cuando se dio cuenta que mientras estudiaba se distraía mucho. Así que agarró un temporizador de la cocina, lo programó para que sonara después de 10 minutos y predestinó ese tiempo para concentrarse en una sola tarea. ¡Y resulta que funcionó! Pudo organizar su tiempo de manera más efectiva y con resultados extraordinarios.

 

5 Pasos para establecer la técnica Pomodoro.

    1. Comienza un temporizador de 25 minutos
    2. Trabaja hasta que suene el temporizador
    3. Tómate un breve descanso de cinco minutos
    4. Cada cuatro pomodoros (períodos de enfoque), toma un descanso más largo, generalmente de 20 a 30 minutos.

¿Qué pasa cuando lo haces? 

Al establecer un intervalo de tiempo, tú le obligas a tu mente a realizar cierta tarea durante los 25 minutos que estableces. Luego, durante los 5 minutos de descanso, le das a tu cerebro un respiro para que pueda digerir mejor el conocimiento o simplemente lo usas para caminar y arreglar pendientes urgentes.

¿Qué pasa si mi jefe me necesita con urgencia?

Paras el temporizador, hablas con la persona y negocias si puede esperar hasta que los 25 minutos se acaben. En caso de que acceda, ¡Eureka! pero en caso de que no, el tiempo que llevabas en tu pomodoro lo aumentas al siguiente hasta que quede en un total de 25.

¡Aquí no tenemos tiempo para regalar! XD

¿Qué pasa si te acordaste de un meme buenísimo?

El meme puede esperar, solo anota en un papel pequeño que se lo debes mandar a tu pana y continúas con tu pomodoro. Así sucesivamente con cosas pequeñas que a veces llegan a tu cabeza. Cuando acabe los 25 minutos de concentración, haz todo lo que anotaste en ese papel durante los siguiente 5 minutos de descanso. 

Te recomendamos anotar todas las acciones que realizas durante los pomodoros. De esta manera, verás una gran lista de objetivos cumplidos y te motivará para seguir utilizando la técnica, tener más tiempo para ti y ser más eficiente.

Como bonus point te dejamos esta web https://pomofocus.io/ que tiene un temporizador especialmente enfocado para la técnica Pomodoro. ¡Suerte!

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada