¿Que más be?  

El camino de emprender es difícil pero las cosas se ponen más fáciles cuando le metes ganas. 

En este blog te queremos contar la historia de Pedro Verdugo, un joven ecuatoriano que ganó el segundo lugar con su emprendimiento “Pizza Dog” en los “Global Student Entrepeneur Awards” la competencia empresarial para estudiantes emprendedores más grande del mundo.¡Beeee-lleza! 

El crack Pedro Verdugo de 22 años empezó a emprender desde niño. Para él, su meta siempre ha sido tener su propio negocio y ser autosuficiente. Desde los 6 años, trabajaba para su tía haciendo mandados y a los 7 ganaba dinero rentando su Playstation a los niños del barrio. Un be-bé con visión, ¡la plena!   

 

Además de tener su emprendimiento, Pedro estudia Derecho en la Universidad del Azuay. El mundo de las leyes no le ha limitado, pues ha sacado el mayor provecho de sus estudios junto a sus ideas. Cuando creó su marca la registró inmediatamente. Él ve a su carrera como un complemento y una aliada para su crecimiento en otras áreas. 

 

Su emprendimiento, “Pizza Dog” nació a partir de las típicas discusiones que tenía con su novia al escoger algo para comer: 

 

“Ella siempre decía comamos Pizza y yo siempre decía ¡No! comamos Hot-Dog”  

 

Pensaron que no existía algo diferente que pueda complacer a todos los gustos y se pusieron hacer pruebas con recetas en casa con Pizzas de Hot Dog.

Iniciaron haciendo 20 para vender y todos se acabaron en 1 hora. Llegaron a vender 100 diarios en días de semana y 300 en fines de semana y eso los motivó a ponerse su propio local. Lo más bacán de todo es que Pedro y su novia no solo se han centrado en la venta del producto como tal, venden una experiencia para todos sus clientes. Terminan de servir el producto frente a ellos y el packaging del producto en delivery es único. Tienen un compromiso con el medio ambiente y por eso son biodegradables.

Por otro lado, el aceite con el que hacen sus productos lo venden para que se fabrique biodiesel. Entonces, va mucho más allá de cumplir con la necesidad de alimentar. 

¡Beeeesa nota!

¡Y todo ha tenido una estrategia! Para dar a conocer la marca, Pedro también ha regalado su producto a influencers y ha pagado publicidad en Facebook. Gracias a la buena acogida de su idea también les han llamado a entrevistas en la radio y han aparecido en notas del periódico. Han hecho activaciones, concursos, fiestas, transmisión del fútbol y más. 

 

“Tratamos que la gente siempre vaya a nuestro local por una razón, si no es por la comida, que sea por el fútbol, o por la fiesta, o por el concurso…” 

 

¡Qué be-en! 

 

¡Y esto no acaba aquí! porque Pedro nunca se queda quieto. 

Apenas vió la publicidad del concurso, siempre pensó que esa era su oportunidad para aprender y otra manera de darse a conocer. La experiencia que tuvo en el GSE fue de otro mundo, así lo describe.

 

 “Fue impresionante por todos los contactos que generé y todas las conversaciones que estoy manteniendo ahora para que mi marca “Pizza Dog” tenga un mayor alcance”

 

 Las personas importantes en el mundo de los negocios que conoció como el gerente de Rappi, los dueños de La Tablita del Tártaro y los Ceviches de la Rumiñahui, Joseph Shwarcoff entre otros, también lo han inspirado con sus palabras de aliento y son importantes motivadores para seguir adelante:

 

  “Tu estudias Derecho y eres emprendedor, ¿quién te podrá ver la cara? … “Si no es con Pizza Dog es con otro negocio, pero vos de que triunfas, triunfas”.

 

¡A lo be-stia! 

 

Cuenta con seguridad que arriesgarse vale la pena y que cambiar el chip del “no puedo” es sumamente importante para lograr las cosas que uno quiere. Como todo joven emprendedor, se ha cruzado con problemas y bajones pero el apoyo de la gente de su alrededor, los resultados que ha conseguido y sus ganas de llegar a la meta, lo han invitado a nunca rendirse. 

 

“Empezamos a vender $40 al mes y ahora vendemos $6.000 al mes”

 

 

Cree que es de suma importancia estar en constante investigación, leyendo libros, escuchando podcasts, hablando con gente importante, haciendo networking y más. Piensa que eso y el venderse a sí mismo fue lo que le ayudó a ganar el segundo lugar de esta competencia. Además cree que todos pueden lograrlo e invita a los jóvenes a hacerlo: 

 

“Anímense porque el único problema que no se puede resolver es la muerte”. “Hay que perder el miedo y arriesgarnos a eso que sentimos que nos hace feliz y nos motiva”. “Tenemos que educarnos y estudiar” 

 

¡La mejor de las suertes Pedro!

 

be Powerful, 

be emprendedor 

be dinámico

y ¡con todo! 

 

Categories:
  Arte, Emprendimiento, Experiencia, Viajes, Vida
este post fue compartido 0 veces
 300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada