Recetas típicas para
días calurosos

.

La vida es una sola y hay que aprender a tratarse bien. En Ecuador, eso de tratarse bien no es difícil, en especial cuando hablamos de comer rico, a buen precio, sano y esto, en cualquier época del año. En la Sierra, estamos llegando a ese punto en que las lluvias empiezan a escasear y el sol pega duro en las horas pico (medio día, imposible salir sin gorra). En la Costa, habrá días calientes, pero va a empezar la clásica brisita que colabora siempre a tener días más frescos. En este post vamos a ponernos sabrosos y les daré las recetas de esos platillos rápidos y deliciosos que ya sean, para comer o para beber, les brindarán refresco a sus días, pues todos se consumen fríos. ¿Querían preparar algo? ¡Ahí les quiero ver!

Ensalada de atún y chochos

Es una versión del cevichocho volquetero, solo que la vamos a llamar ensalada esta vez porque, digamos, no tiene abundante juguito. Aunque los chochos no se consumen con tanta frecuencia en varias partes del país, créanme, deben probarlos. Son buenísimos, son saciadores y además tienen harta proteína. En las tiendas y supermercados encontramos todos los ingredientes con facilidad y no necesitan cocinar nada. 

Rinde: 4 tazones de ensalada

1 lb de Chochos
1 cebolla colorada en plumas
1/2 Pepino picado en cubitos o tiritas de 2cm
2 tomates firmes cortados en cubitos de 1cm
3 limones sutil
Yerbita (perejil y culantro)
2 cdas aceite (puede ser de oliva, de girasol)
Sal y pimienta al gusto
2 latas de atún 
2 aguacates cortados en cubos de 2 cm

Lava la cebolla y ponla a encurtir en el jugo de 3 limones durante 1 hora al menos. Coloca la cebolla y el líquido en un gran tazón y coloca el resto de ingredientes, excepto los cubos de aguacate. Mezcla todo con cuidado de no desarmar el tomate. Sirve en los tazones y encima coloca los cubos de aguacate. Acompaña con tostado y chifles, de ley. 

.

Jugo energizante de naranjilla (como el del mercado)

La tradición de tomar batidos o jugos para cobrar fuerza durante el día se ha mantenido. Y el mejor lugar para ir por una de esas bebidas con poderes energizantes es el mercado. La casera te pondrá, con amor, dosis generosas de fruta, entre otros ingredientes de su poción. Además de la recarga, también es un aporte de frescura e hidratación. Un jugo bien puesto también se sirve bien frío. Esta receta utiiliza una de las frutas locales que se encuentra la mayor parte del año en el Ecuador, y cuyo sabor ácido con ligero dulzor brinda el aire tropical que nuestros días necesitan.

Rinde: 2 vasos grandes

2 naranjillas
1 huevo crudo
60 gr de alfalfa
2 tz de agua
1 botellita de malta
4 cdas de azúcar*

* Puedes reemplazarlo con 2 cdas de miel o 2 sobres de stevia

Bátelo todo, sin miedo en una licuadora. Tómatelo con calma y lleva una cuchara por si es necesario mezclarlo en la mitad del camino. No es necesario usar sorbete 😉

.

Ceviche de camarón

El ceviche es insignia de un montón de países latinoamericanos, pero cada cual tiene su forma de hacerlo. Incluso en Ecuador hay sus variantes. La receta que coloco a continuación está basada en una que yo aprendí basándome en las líneas del ceviche que se prepara en Jipijapa. Soy de las que le hace feos a ponerle mostaza o salsa de tomate en la preparación de cualquier ceviche, pero como dice el dicho, en platos típicos ahí sí caduno, caduno

Rinde: 4 ceviches

2 lb de camarones con cáscara
1 cebolla colorada mediana
1 tomate
2 limones sutil
1 naranja
Yerbita (mix de perejil y culantro)
1 aguacate para acompañar
Sal y pimienta al gusto

Pica la cebolla en cuadraditos pequeños, lavarla y ponerla a encurtir en el jugo de los dos limones. Hierve el camarón en agua y sal por 3-5 minutos. Apenas veas que se hace rosado, sacarlo, quitarle la cáscara y ponerlo de una en agua fría. Sigue cocinando la cáscara en el agua donde herviste el camarón por 15 minutos más. Coloca la cáscara de camarón en la licuadora con la mitad del tomate, pimienta un poco de la yerbita y dos tazas del agua hervida. Licúa. Cierne ese líquido y colócalo en la refri por 30 minutos. Sácalo y coloca en él la cebolla y lo que desees del jugo del limón en el que se estaba encurtiendo, según cuán ácido te guste el ceviche. Exprime en ese líquido una naranja. Coloca los camarones en el líquido y rectifica la sal. Decóralo con el resto de la yerbita picada.

Sírvelo con canguil y chifles de plátano verde y aguacate, si gustas. ¡O choclo! como lo hice yo en la foto.

.

Helados de Salcedo

Se llama así porque viene de Salcedo, una ciudad de la provincia de Cotopaxi y lo delicioso de estos helados es que tienen varios sabores hechos a partir de fruta natural. La verdad es que es un poquito demoroso, pero vale la pena, lo prometo.

Rinde: 4 helados

1/2 tz de naranjilla
1/2 tz de mora
1/2 tz de pulpa de taxo
1/2 tz de crema de leche
1/2 tz de leche entera
3/4 tz de azúcar
4 palitos de helado
Molde para 4 helados

Licúa la leche, la crema de leche y 1 cda. de azúcar. Coloca la mitad de la mezcla en los moldes en partes iguales y mételos a la congeladora por 1 hora. La 1/2 taza restante vamos a utilizar para mezclar con los zumos de frutas. Bate cada fruta con 1 cda. de azúcar y un chorrito de agua. Cierne el jugo de cada fruta y colócalos en recipientes distintos (uno para cada zumo de fruta) y vierte en partes iguales la mezcla inicial. Saca del congelador los moldes y coloca los palitos de helado y colocar el zumo de la primera fruta y vuélvelo a congelar por 1 hora más. Repite el ejercicio hasta colocar todos los sabores. Para quitarles del molde, no olvides sumergir el molde en agua hirviendo (sin que se meta el agua en los helados) y retiras en seguida el helado del molde con el palito. 

.

Batido de chocobanana

El chocobanana tiene dos productos insignia de Ecuador que se consiguen con mucha facilidad y de primera calidad: el guineo y el cacao, o sea, el chocolate. Además, le añadimos otro ingrediente típico que aporta con energía extra y proteína: la pasta de maní. Dicho esto, no hay razones para pensar en que un batido así no pueda hacerte feliz un día caluroso.

Rinde: 2 vasos grandes

2 guineos congelados
2 tz de leche
3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
2 cdas de miel
1 cda de pasta de maní
1 cdta de canela
1/2 cdta de jengibre en polvo 

*puede ser leche de vaca, pero también cualquier leche vegetal, prueba con la de coco, por ejemplo.

El día anterior, pela dos guineos (mejor si están maduros, mosqueaditos) y córtalos en trozos grandes y colócalos en una tarrina en la congeladora. En una batidora, coloca la leche, el azúcar, la miel, la pasta de maní y empieza a licuar. Poco a poco, mientras está en marcha, echa los trozos de guineo congelado uno a uno. Vierte las cucharadas de cacao, la canela y el jengibre. Si deseas, puedes agregar también 1 scoop de proteína o colágeno en polvo para darle más energía a tu batido. Al final, decora con unos nibs de cacao (los encuentras en los supermercados, son trocitos de cacao seco) o chispas de chocolate. 

.

.

.

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada