Star Wars inspira la creación de un nuevo dispositivo para convertir el aire en agua

Escrito por Be Life 5 años agoSin comentarios

La ciencia está volviendo realidad una actividad que por muchos años creímos que sólo podía ser parte del mundo fantástico de Star Wars. Con un poco de creatividad y sumando la magia de la ficción, un grupo de investigadores pusieron sus ojos en Tatooine, el planeta hogar de Luke Skywalker y están desarrollando un dispositivo que convierte el aire en agua, utilizando tan solo la energía solar.

Recordemos que en el Episodio IV, en el planeta desértico de Tatooine hay un grupo de personas que se dedican a hacer “agricultura de humedad”, es decir, recolectan agua del aire del desierto con una especie de vaporizadores.

La tecnología parece simple, pero ha tomado años de desarrollo. Consiste en enfriar el aire caliente para que se condense y es ahí cuando se hace posible recolectar agua en estado puro. Quienes han estado trabajando en ella a fin de ayudar a quienes viven en las zonas más desérticas de la Tierra son científicos del MIT, de Berkeley y de la Universidad de California.

 

Luke Skywalker junto a un vaporizador de humedad en Tatooine

El nuevo dispositivo, similar a una esponja, puede producir casi tres litros de agua al día por cada kilogramo de aire. Y lo mejor es que para hacer su trabajo, necesita apenas 20% de humedad en el ambiente (un porcentaje común en zonas áridas). El equipo investigador, liderado por el profesor Omar Yaghi, quería demostrar que, gracias a este dispositivo- es posible sobrevivir en el desierto.

Esta es una excelente noticia y no solo para los fans de Star Wars. Quienes de seguro  estarán más contentos son los millones de habitantes de lugares desérticos, porque ahora pueden soñar en tener a su alcance el agua que necesitan ¡y con ayuda del sol!

Pero, ¿cómo funciona?

El elemento clave es una estructura metálica orgánica (se le conoce como MOF, por sus siglas en inglés). En una cámara se coloca una pequeña pieza –dura y porosa a la vez- y es la que va a absorber los gases o los líquidos que entren a la cámara. Esta especie de esponja está hecha de metales y moléculas orgánicas.

Con la energía del sol el MOF se calienta y hace que la humedad que atrapó se evapore. Ese vapor es atrapado en un tanque de condensación que es más frío y ahí se recolecta el agua. Este proyecto en efecto es una nueva forma de recolectar agua del aire y no requiere de condiciones con altos niveles de humedad. Y lo más importante: no requiere demasiada energía.

 

En la parte superior del dispositivo, se encuentra la capa de cristales de MOF, mientras que abajo, está la lámina de cobre poroso / Foto: Hyunho Kim/MIT

Más y mejores

El equipo que creó esta máquina trata de mejorar este prototipo para que sea aún más eficiente. Su objetivo es que su invento sea más accesible para la gente más pobre que vive en lugares donde el agua difícilmente llega.

Un factor que toma en cuenta para la mejora es la contaminación del aire. Eso implica tener que instalar filtros o tratamiento del aire para que el agua que se capture esté en condiciones para beber. Otra mejora incluye las horas a las que es posible hacer la ‘cosecha’ de agua Actualmente se necesita casi 24 horas pero el equipo piensa que podrá reducir ese tiempo. Gracias Star Wars, gracias habitantes de Tatooine, porque por su idea pronto podríamos hacer que más gente tenga tanta agua como ustedes.

Category:
  Tecnología
este post fue compartido 0 veces
 1900

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada