Te acaban de asignar tareas de la casa y de ley debes hacerlas, porque sino, tu mamá se va a enojar, y ahí si, ni quien la aguante. 

¡Pero se te olvida!  

Se te olvida sacar la ropa y al perro a pasear y recién te acuerdas cuando llega la noche,  la ropa sigue en la lavadora y el perro se orinó en la sala. Parece chiste pero es anécdota. Muchas veces todo esto pasa porque nuestra mente es frágil y con el tiempo vamos perdiendo esa capacidad de acordarnos de todo lo que nos indican. Por eso, hoy te traemos unos trucos para mejorar tu memoria y evitarte malos momentos.

  1. Imagen visual: Si se te hace difícil recordar una palabra, frase o idea, trata de darle una imagen. Mucho mejor si asocias con fotos coloridas y tridimensionales. Por ejemplo, quieres recordar : ¨Electroencefalografía¨; puedes asociar la primera parte ¨electro¨ con un rayo eléctrico y así recordar la palabra completa. 
  2. Cuéntame una historia: Una buena historia siempre llama nuestra atención y más si esta tiene a nuestros personajes favoritos o incluso interactuamos nosotros mismos en primera persona. Por ejemplo: si quieres recordar cómo fue la Primera Guerra Mundial, puedes adaptar todos los acontecimientos importantes de la misma, a facetas de tu vida. Es decir, si hubo una guerra entre dos países, en tu mente puedes narrarla como un partido de fútbol entre equipos rivales.
  3. Haz un acrónimo: Toma la primera letra de varias palabras que desees recordar y únelas formando una nueva palabra. Por ejemplo: Necesitas comprar papas, azúcar, tomates, ajo y uvas; podrías formar la palabra ¨PATAU¨ y así saber qué necesitas al llegar al supermercado.
  4. Rima: Las canciones que nos gustan son fáciles de recordar porque las estrofas riman. Así que si tienes un texto largo que acordarte, trata de formar en frases cortas que rimen. 
  5. Divide y vencerás: Un ejemplo claro es la forma en la cual decimos nuestro número de teléfono. En vez de decirlo 2025209, lo decimos 20 – 25 – 20 – 9. Fraccionamos una cantidad grande para recordarla completa. 
  6. Crea un camino: imagina que estás en un juego de Pacman y las moneditas son cosas que debes hacer. En vez de monedas imagina que son íconos de actividades que debes culminar durante el día. Al final de tu jornada, deberás haber recolectado todos. Con este método crearás un camino mental para no olvidarte de nada.

La mente es frágil, pero podemos mejorarla con los tips que te enseñamos. Practícalos y cuéntanos si te funcionó.

 

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada