Cinco paisajes que te dejarán sin aliento en las montañas y páramos nacionales

.

Texto por Carla Vera
Portada por Fernando Sarmiento

De manera figurativa, y a veces literal, los paisajes del páramo ecuatoriano te dejan sin aliento. Nada como el viento frío que besa nuestras mejillas y susurra en nuestros oídos, nada como las cobijas verdes y húmedas que cubren a montañas y lagunas. Esta nota es un homenaje a esos paraísos helados, pero que abrigan el alma y el corazón.

*

Al ser un país megadiverso, Ecuador tiene selva, playas, nevados y también unos hermosos páramos. Ecosistemas que cambian conforme viajas en la carretera y no dejan de sorprender.  Hoy rendiremos homenaje a los páramos junto a Nicolás Navarrete (@nicolas_navarrete.ec), escalador profesional, entrenador deportivo y guía de alta montaña de 33 años. Él ha viajado y ha escalado montañas en los cinco continentes, pero siente que en Ecuador tiene lugares maravillosos para recorrer. Tan cerca unos de otros, y de tan fácil acceso. Y en cada rincón, lugareños hospitalarios y amables. 

Nicolás Navarrete es un escalador y un guía de alta montaña ecuatoriano. Foto: cortesía Nicolás Navarrete.

El amor por la montaña de Nicolás nació desde pequeño. Su papá, también guía de alta montaña, lo llevaba a sus excursiones y sembró en él el amor hacia la naturaleza. Escalar e ir a la montaña, para Nicolás, es como una meditación en la que cada movimiento es consciente, en la que cada paso debe ser firme, en la que cada decisión debe ser en armonía con el entorno. A través de sus anécdotas, recorreremos virtualmente los espacios que nos recomienda conocer, o reconocer. Disfrútalos:

1. San Juan, en la provincia de Chimborazo:

“Uno de mis lugares favoritos está a los pies del Chimborazo y se llama San Juan. Cuenta con más de 100 rutas, la mayoría son de nivel avanzado, pero son muy bonitas. Se encuentra a 3,800 metros, entonces es algo que se debe tomar en cuenta, porque el factor altura hace de esta experiencia una más interesante” comenta Nicolás.

El Chimborazo es imponente, elegante. Es caprichoso y selectivo, se deja ver cuando él quiere. Es uno de los nevados más altos del planeta, y se lo conoce como “el punto más cercano al sol”. Para visitar esta zona ve bien abrigado y equipado, preferiblemente con la ayuda de un guía profesional, como Nicolás, y ve listo para maravillarte con la grandeza de la naturaleza.

https://www.instagram.com/p/BQiFtZqlGMJ/

2. El Parque Nacional Cajas, en la provincia de Azuay:

“Este lugar es increíble. Tiene uno de los  recursos hídricos más importantes para el país por su cantidad de lagunas. Es uno de mis lugares más recomendados para visitar”. 

Por su diversidad, al Parque Nacional Cajas se lo conoce como la “biósfera del mundo”. También fue declarado por la UNESCO como “Área de Biósfera”. Es un lugar lleno de vegetación, fértil y lleno de aves de páramo. Pero, lo que lo hace inconfundible es que acoge en su manto verde -entre cantos de curiquingues- a 235 lagunas bien definidas, en las que se origina el río Tomebamba, símbolo de la ciudad de Cuenca. Puedes recorrer sus senderos y maravillarte con la belleza del verídico páramo serrano.

Foto: traveltime.com.ec

3. El Altar, en la provincia de Chimborazo:

“Esta montaña, para mí, tiene mucha historia. Mi padre, que también es guía y escala, ha estado en este lugar muchas veces, ha marcado su vida como escalador. Mi papi tiene muchas anécdotas e historias en este lugar, por me gusta mucho, mucho este lugar. Y es la montaña más desafiante del país, a nivel técnico, y entonces eso le da un toque especial”.  

Al Altar hay que pedirle permiso para entrar, según los lugareños, y siempre es mejor ir con un guía. Este volcán extinto es imponente, potente, desafiante. Del Altar llaman la atención las lagunas que se forman alrededor de sus nueve picos y sus colores y tonalidades únicas. Visitarlo debería estar en la lista de todo amante de la montaña. 

4. Zumbahua, en la provincia de Cotopaxi:

“Otro de mis lugares favoritos es Zumbahua, en la provincia de Cotopaxi. Es un lugar que llega casi a los 4,000 metros de altura. Para quienes escalan, el tipo de roca aquí es caliza. Pero, en general, es muy bonito. Tiene amaneceres y atardeceres impresionantes. En este espacio te sientes arriba de las nubes, entonces es extraordinario. Recomiendo también a la gente que no escala que vaya a conocer el lugar, es fabuloso”.  

Zumbahua es un punto alto, conocerlo bien abrigado hará que la experiencia sea mejor. Es ideal para acampadas con familia o con amigos, es de fácil acceso y allí encontrarás calidad humana y una belleza como ninguna. 

5. El Antisana, en los límites de la provincia de Pichincha y Napo: 

“El Antisana es espectacular. Conforma uno de los glaciares más grandes que tenemos en el país. Su cumbres son muy estéticas. La cumbre máxima, por ejemplo, parece una cancha de fútbol y la cumbre sur tiene paredes bastante verticales, donde el montañismo y la escalada se unen y se crean escenarios geniales. Me gusta mucho el Antisana también por sus lagunas, y cuenta con uno de los páramos menos impactados por el hombre. Se pueden ver muchos animales: venados, conejos, una gran diversidad de pájaros”. 

Este volcán dormido acoge a lagunas y pantanos que -en época de lluvia- forman lagunas estacionales. Alimenta a ríos y es la fuente de agua de varias zonas de Quito. Es majestuoso e imponente; es generoso y valioso. Cerca de él, hay lagunas como La Mica que le funcionan como espejo, hay espesa vegetación de páramo y animales silvestres de diferentes especies: aves, mamíferos, anfibios. Visítalo, cuídalo.

https://www.instagram.com/p/CBDd8BGA8KC/

Bonus: Los Ilinizas, provincias de Cotopaxi y Pichincha:

De fácil acceso, y con un paisaje imponente, Nicolás también menciona este espacio por sus paredes para escalar, rutas para hacer montaña, y páramos para estimular los sentidos. 

*

La naturaleza es parte esencial de nuestra experiencia humana, y cuidarla es nuestro deber. En los páramos, por ejemplo, existen grandes reservas hídricas que llegan, riegan y dan de beber agua a las principales ciudades y poblados del país. Sin agua, sin naturaleza, no hay vida. Por eso, iniciativas para cuidarlos, como el Programa de Conservación de Páramos, impulsado por Produbanco en alianza con Conservación Internacional Ecuador (CI Ecuador), son importantísimas.

En este artículo, Ricardo Cuesta, presidente ejecutivo de Produbanco, señaló que este aporte se enmarca dentro de uno de los principales objetivos de la empresa que es ser líderes en temas de sostenibilidad en el país. “En esta ocasión, hemos canalizado fondos que nos permitan contribuir con el ambiente, y precautelar los ojos de agua que son los páramos para la protección y regulación de los recursos hídricos que benefician a todos los ecuatorianos”.

“Una de las reglas cuando te vas a acampar o de excursión es dejar las cosas como las encontraste”

Por su lado, Nicolás piensa que, a pesar de que existan políticas públicas y Parques Nacionales protegidos, también es necesario educar más a la sociedad sobre el cuidado de estos espacios vitales. “Una de las reglas cuando te vas a acampar o de excursión es dejar las cosas como las encontraste” comenta Nicolás.

Nuestros páramos y montañas son majestuosos y hermosos; poderosos e inspiradores. Tenemos el privilegio de tenerlos cerca, vivirlos, visitarlos, de verlos a través de la ventana de nuestra oficina, casa, avión o auto, pero también tenemos el deber de cuidarlos, amarlos y valorarlos. ¿Qué ideas se te ocurren a ti para conservarlos?

.

.

.

Categories:
  deportes, Viajes, Vida
este post fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada