Un día con Taya Novoa

Un día con Taya Novoa
Escrito por Be Life 5 años agoSin comentarios

Taya es una mujer que vive bien por convicción. Desde hace cinco años, decidió que no quería hacer de su vida una rutina y en su lugar, dedicarse a crear y a ser feliz. Pasar un día con ella fue una de esas experiencias que me hizo repensar en cómo nos dejamos absorber por la cotidianidad sin darnos cuenta. Pero salirse de ese camino estrecho no implica, como algunos pueden pensar, ni cambios abismales ni gastos extremos de dinero. El tema es más simple y depende de la decisión de hacer las cosas de forma diferente para vivir diferente, para vivir mejor. Así lo demostró cuando me recibió en su casa.

Siempre se levanta temprano. Taya vive en un departamento con una vista a árboles y edificios en el norte de Quito, desde donde hace gran parte de su trabajo. Aprovechar el día es una máxima que lleva como parte de sus ritos diarios. Como diseñadora de modas, trabaja en la producción y promoción de la marca de trajes de baño Alcatráz, un emprendimiento que lleva junto a otras dos mujeres. Pero su estilo de vida la ha llevado a representar a algunas marcas y a contar su experiencia a través de redes sociales.

 

“Es lo que escogí, supe que quería mostrar a quienes me siguen, cómo llevar una vida saludable, sin que eso signifique dejar de divertirse o pasarla mal”

Apenas entro a su sala, veo en el pasillo su pequeña colección de patinetas, y a la izquierda, una canasta pequeña con varios juguetes para ejercitarse: una bola de pilates, bandas elásticas, pesas, un mat de yoga. Y junto a ellas, la entrada a una cocina luminosa donde Taya está cortando frutas. Llegué con Fer, otra amiga, y entre las tres hicimos un desayuno simple, pero lleno de sabores, mientras Taya nos contaba todas las bondades de cada uno de sus ingredientes.

RECETA DEL DESAYUNO

(porciones para 1 persona)

  • 3 frutillas
  • 2 kiwis
  • Muesli
  • Yogurt griego
  • Maca
  • Almendras
  • Semillas de zambo

Preparación:

  1. Verter en un bol un poco de yogurt griego
  2. Cortar en finas tajadas los kiwis y las frutillas
  3. Espolvorear una cucharadita de maca
  4. Regar dos cucharadas de muesli junto con un puñado de semillas de zambo y almendras

¿Han probado la maca? Yo no lo había hecho antes. Espolvoreada sobre nuestras frutas recién picadas, tenía un sabor seco y dulce. Se la consume así, pero viene de una raíz originaria de Perú. Además de sus propiedades energéticas, tiene otras muy interesantes asociadas a la fertilidad y al deseo sexual. Nada que no te dé ganas de probarla en tu desayuno 😉

En Quito (aunque hay días en que pensamos todo lo contrario) los días se están poniendo cada vez mejores. Era mitad de semana y el sol en el exterior nos pedía más actividad así que eso hicimos.

Sacamos los implementos de la canasta de la entrada de su casa y hacemos un espacio en su sala, donde recibimos la luz del sol y un poco de viento que entra a través de un gran ventanal. Les cuento a continuación una rutina que realicé para fortalecer las piernas:

“El ejercicio es algo que puedes hacer en todas partes. En tu cuarto, en el trabajo, en la ducha. Nada te lo impide. Es un mito que para tener un buen cuerpo debas ir a un gimnasio.”

Sentadillas

Abrir las piernas y con la espalda recta doblar las piernas como si nos estuviéramos sentando en el aire. Subir con lentitud y no estirar las piernas del todo. Dar un paso hacia la izquierda y repetir el ejercicio, esta vez dando un paso a la derecha para continuar la rutina.

– 3 series de 8 repeticiones

 

 Apretar la bola

Recostarse sobre un mat y colocar la bola de pilates entre las piernas. Apretar y soltar.

– 3 series de 8 repeticiones

 

 Patadas y recostada

Acostarse boca arriba sobre el mat y ubicar los dos brazos a los lados. Colocar la bola de pilates debajo de los muslos y doblar las rodillas para que los pies queden recogidos encima de la bola. A continuación, estirar una pierna con fuerza hacia delante. Hacer lo mismo con la misma pierna 8 veces y luego proceder con la otra.

– 3 series de 8 repeticiones

Taya fumó por más de 5 años y desde que dejó el tabaco tiene esa energía que le permite ir a andar en bici por El Chaquiñan y bailar sin parar los fines de semana. La sesión de ejercicio se nos pasó entre risas, fotos y conversa. Taya nos compartió algunos de sus pasatiempos favoritos: viajar sin esperar tenerlo todo planeado.

Hablando de viajar, caminamos un poco y luego nos dirigimos hacia Pomelo, un spot en Cumbayá en el que tomamos algunos de sus smoothies favoritos. En una de las calles angostas cercanas a la Universidad San Francisco, nos encontramos con las paredes blanco con amarillo del restaurante. Difícil perderse. El clima nos regaló el chance de sentarnos en una mesita exterior y empezar a pensar en el almuerzo. ¿Qué pedimos?

Pomelo se caracteriza por tener un menú sano, repleto de ingredientes poco convencionales. Así que pedimos algunas cosas para compartir, entre ellas una ensalada griega, un sánduche de pan ciabatta con salmón y un wrap de hierbas con tomate y lomo. Las acompañamos con limonadas de sabores y un smoothie llamado “Soldier” que lo recomiendo mucho, aunque no necesariamente para acompañar un almuerzo.

Terminamos la jornada y el sol de la tarde caía sobre nosotras mientras Taya nos hablaba del día que conoció a Li Saumet (sí, la cantante de Bomba Estéreo) y de cómo esa experiencia la transformó. “Encontrarme con ella a mis 23 años hizo que ahora haya decidido vivir así. Li me animó a tomar este camino”. Ya son cuatro años desde que Taya se hizo amiga de Li en uno de sus viajes y ahora se considera una mujer health enthusiast, de esas que nos comparten su aprendizaje sin esperar que vivamos igual, pero sí que al menos pensemos en cómo estamos viviendo nosotros.

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 1700

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada