Una campaña invita a cambiar actitudes para lograr un mundo más equitativo

Escrito por Be Life 1 año agoSin comentarios

¿Se han preguntado cómo sería si hombres y mujeres viviríamos en una sociedad más justa? Mejor reformulamos la pregunta: ¿Se han puesto a pensar en si los hombres y las mujeres tenemos condiciones iguales en esta sociedad?

Partamos de algo que sí es verdad: hombres y mujeres no somos idénticos. Eso está clarísimo. Pero, eso no significa que los hombres sean más y las mujeres menos. Tampoco significa que las mujeres debamos tener más privilegios que los hombres o viceversa. Solo somos diferentes. Diferentes, pero humanos al fin. En la misma línea, en la misma paila.

En estos tiempos donde todos hablan de estar a favor del feminismo o en contra del feminismo, y donde las mujeres están exigiendo (en las redes, en las calles, en la casa, en el trabajo) condiciones más justas, aparece una campaña que intenta acolitar a que el mundo ofrezca condiciones de juego equitativas para hombres y mujeres, pero desde otro lado del barco.

Así salió “#hombresnomachos”, una campaña liderada por un grupo de personas que trabajan en la publicidad y la comunicación en Quito, Ecuador, comprometidas con la defensa de los derechos.

 “Siempre los derechos de las mujeres ha sido un tema de mujeres. Nosotros creemos que podemos aportar como publicistas y en mi caso, como hombre”, dice Marcelo Echeverría Morán, vocero de la campaña. “Si hablamos de cómo somos los hombres y qué significa ser hombre podemos alivianar la lucha de las mujeres”.

Para el efecto hicieron un video, la parte central de la campaña. Era una idea que tenían desde hace tiempo pero que pudo hacerse realidad cuando se unió un montón de gente a las que le gustó la idea y que también estaban de acuerdo en que la campaña proponía algo diferente, basándose en hechos reales.

Las cosas como son: no tan bonitas

Más allá de creer o no creer, los miembros de la campaña decidieron actuar en base a la realidad:

  • En Ecuador 6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia de género y durante el año 2017 hubo 151 feminicidios en el país.
  • De los 25 países con las tasas más altas de femicidio en el mundo, 14 están en América Latina y el Caribe.
  • En promedio, México presenta 6,3 casos de feminicidio al día.
  • Honduras reportó 531 homicidios de mujeres de 15 años y más en el 2014.

El machismo no se lo inventó como excusa para odiar a los hombres. Es una idea que proviene justamente de el concepto de macho, y de hombre macho, un concepto que nació en el contexto del cine clásico mexicano: ese hombre con sentimientos de superioridad solo por el hecho de haber nacido hombre.

Be Life hombresnomachos la incre

Imagen: La Incre

Marcelo demuestra que ese sentir se transforma en realidades. De todos los días. Desde las cosas más pequeñas, como el hombre que lanza el “piropo” a la chica, sin importarle si ella se siente cómoda o si le gustaría, hasta la violencia sexual hacia las mujeres.

“Por otro lado, siempre planteamos lo masculino como positivo y lo femenino como negativo. El ¿eres o no eres macho? de mi papá quedó resonando en mí desde que era pequeño, por eso buscamos una manera distinta para hablar del tema.”

Una campaña hecha en Ecuador, dirigida a América Latina

La campaña tuvo su expansión a toda la población hispanohablante. De hecho, el video se viralizó en varios países de la región al poco tiempo de haber sido lanzado. Además del video, la campaña tiene una página web que brinda información para entender la propuesta y brinda artículos de interés provistos por los sitios GK y Nómada GT para entender mejor el por qué de la campaña.

Como ya se lo esperaban tuvo mucha gente apoyándola, pero también aparecieron sus detractores en las redes.

“Es interesante ver cómo tantas personas no tienen otra forma para responder que con agresión. Eso solo nos demostró con más razón que esta campaña es necesaria en este momento”, cuenta Marcelo, basado en la respuesta de cientos de personas que comentaron en redes con insultos y cuestionamientos sobre la sexualidad de quienes compartían.

“Hay gente que cuestiona que exista el machismo porque lo ven como algo normal y eso es lo grave. El machismo es parte de cómo nos relacionamos en la sociedad, es algo aceptado”.

En Ecuador 6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia de género y durante el año 2017 hubo 151 feminicidios en el país.

be life hombresnomachos machismo género equidad

Imagen: www.causas.laincre.com

 Ser diferente, pensar diferente

Marcelo y su equipo invitan a pensar diferente, romper el status quo y que los hombres empiecen a preguntarse sobre sus privilegios y no asuman que son lo ‘normal’.

“Lo que busca la campaña principalmente es preguntarnos ¿qué es ser hombre? que es algo de lo que nunca se habla. El feminismo se preguntó hace años ya lo que significa ser mujer, por qué tenían diferentes oportunidades a los de los hombres, por qué no podían hacer cosas que los hombres sí. Los hombres por años han tenido solo un modelo de ser y no se ha cuestionado”.

Con movimientos a nivel mundial como el #MeToo o #Niunamenos se ha puesto sobre la mesa la violencia de género para hablar del tema y entender que es algo que afecta a millones de mujeres y que no queremos que suceda. 

Lo que busca la campaña principalmente es preguntarnos ¿qué es ser hombre? que es algo de lo que nunca se habla.”

“Anatomía del machismoe” / Imagen: Causas La Incre

Esta es una oportunidad para que las mujeres hablen sobre lo que tienen que pasar, pero también es momento para que los hombres se den cuenta de que muchas acciones que hacen en el diario afectan a esas mujeres y antes las hacían sin saber que eran el resultado de ‘una ventaja’ por haber nacido hombres.

¿Y si un hombre decide ser diferente, es feminista? Marcelo no cree que la cosa vaya por ahí. “No es importante si somos feministas o no. A la final es una etiqueta. El objetivo final es que estemos de acuerdo en la igualdad de derechos y oportunidades”.

“#hombresnomachos” no es la solución a los problemas en el mundo, pero quiere unirse a ese cambio de “chip” lento pero acertado de todos los que nos hemos dado cuenta de que podemos modificar nuestras formas de vivir, nuestras formas de actuar, para que el otro (mujer u hombre; humano) pueda vivir en iguales condiciones que nosotros.

No es tan complicado.

Category:
  Vida
este post fue compartido 0 veces
 400

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada